CAMAGÜEY.- De los 54 embalses existentes en la provincia de Camagüey, la de mayor infraestructura hidráulica de Cuba vierten 25, debido al acumulado de lluvias reportado este mes, el cual resulta superior al promedio histórico registrado.

Más de 280 milímetros de precipitaciones en el acumulado muestra el territorio, para un 147 por ciento de pluviosidad, lo cual ha provocado el incremento de los niveles de todas las presas, con una capacidad de llenado de mil 209 millones 764 mil metros cúbicos, y actualmente al 88 por ciento de ese total.

En mayo de 2017, los reservorios de agua de la provincia, afectados por una intensa sequía hidrológica recepcionaban el 22 por ciento de su capacidad total, con solo 267 millones de metros cúbicos del vital líquido, cifra altamente incrementada en este momento.

Luis Mane, técnico A en manejo y desarrollo de los Recursos Hidráulicos, informó a la ACN que como medida de seguridad se optó por evacuar seis reservorios que no completan su capacidad, a partir del riesgo que implica su vertimiento para la población que vive aguas abajo de esas instalaciones.

En todos los municipios del territorio donde se ubican los embalses ha llovido intensamente, situación que favorece el almacenamiento de agua en esos acuatorios, indicó el especialista.

De las 12 presas destinadas al abasto a la población, vierten siete, mientras el embalse Jimaguayú, el de mayor capacidad de la provincia con 200 millones de metros cúbicos de agua, ubicado al sur, se encuentra al 96, 5 por ciento, algo extraordinario en comparación con el 10 por ciento que acumulaba en igual periodo del 2017.

Según el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología (INSMET), las numerosas precipitaciones ocurridas en gran parte del país, se deben a un incremento de las lluvias para el mes, en ocasiones más fuertes, como ahora, por la presencia de una vaguada en niveles medios y altos sobre el sudeste del golfo de México.

Esa situación mantiene las condiciones del tiempo inestable, generando abundante nubosidad con chubascos, lluvias y tormentas eléctricas.

Tales circunstancias se mantendrán en la región central y la costa norte del oriente de Cuba en la tarde de este jueves, refiere el INSMET.