CAMAGÜEY.- El uso y generalización de los magnetizadores constituye en el siglo XXI una promesa para revalidar el ahorro de recursos energéticos, con fines curativos en determinadas patologías médicas, en la eliminación de incrustaciones en sistemas de evaporativos de la rama industrial, en el sector agropecuario, en el transporte automotor en el control y reducción de las emisiones contaminantes, perjudiciales para la salud, y en evitar el consumo excesivo de combustible.

En Camagüey, promovido por la Oficina del Foro de Ciencia y Técnica del Consejo de la Administración Provincial del Poder Popular, tiene lugar hasta el próximo viernes, en el Centro de Convenciones Santa Cecilia, un taller sobre el uso y aplicación de magnetizadores, programa enfilado a estimular el uso de esta tecnología.

Foto: Rodolfo Almeida Leyva/ ColaboradorFoto: Rodolfo Almeida Leyva/ ColaboradorLa MS.c. Rebeca Esther Conde García, directora de Transferencia de Resultados del Centro Nacional de Electromagnetismo Aplicado (CENEA), adscrito a la Universidad de Oriente, encabeza este tipo de capacitación, programado para las entidades de los Ministerios de la Agricultura, Salud Pública, Energía y Minas, Transporte, Turismo y AzCuba.

La también ingeniera eléctrica recordó, en declaraciones para Adelante Digital que a raíz de fundarse la institución, hubo un momento en que logró generalizarse el uso de esos medios, propiciado por el Foro de Ciencia y Técnica que estimuló Fidel Castro, como movimiento político y de amplia participación popular.

“La situación de hoy es diferente, el país necesita desarrollarse y de alguna manera nosotros podemos incidir modestamente en los programas para el uso racional y eficiente de los recursos energéticos, en la producción de alimentos y en la protección y conservación del medio ambiente”

Añadió que esta experiencia que llevan a cabo esta semana aquí, de alguna manera lo hicieron en Holguín, aunque sin lograr los resultados esperados, en todas las universidades del país, ya en la de Camagüey están trabajando en este sentido; Granma lo hace en la industria alimentaria, mientras el sector azucarero no se ha logrado proyectar como ocurrió en los años 90 y en el 2 000.

El CENEA produce los dispositivos magnéticos que comercializa, según los pedidos de los clientes, dispone hoy de materia prima, además de prestar servicios de asesoría y diagnóstico para usar los magnetizadores, análisis de gases contaminantes, producto de la combustión interna, de agua multiparamétrico y programas de capacitación, entre otros.

A la pregunta de dónde cree más necesario el empleo de los magnetizadores destacó que no hay lugar más útil que otro, en todos, en la agricultura, en la industria, en los sistemas ingenieros, en el transporte automotor: “Cada uno tiene su beneficio específico”, añadió.

Respecto a la línea para estimular el desarrollo de la tecnología, la directivo respondió: “Estamos sujetos a los lineamientos, a la utilización de los resultados de la ciencia. La política económica y social del país hace alusión a la utilización de los resultados de la ciencia, la tecnología y la innovación. Aquellos que no lo están utilizando tendrán una solución innovadora en sus empresas en la industria, en fin, en su medio laboral”.

Vale traer al presente un fragmento del discurso pronunciado por el Comandante en Jefe Fidel Castro en la clausura del VI Foro Nacional de Piezas de Repuesto, Equipos y Tecnologías de Avanzada, efectuado en el Palacio de Convenciones el 16 de diciembre de 1991.

“Creo que este esfuerzo que se está haciendo con los magnetizadores es impresionante, y se reflejaron de una manera clara sus posibilidades y las líneas que tenemos que seguir en este camino; lo que se ha hecho en materia de recuperación de piezas y lo que puede hacerse; lo que hay que hacer en materia de mantenimiento con relación a todos esos equipos o fábricas que se paran”.