CAMAGÜEY.- Con la premisa de prestar atención adecuada y progresiva a los niños con deficiencias visuales y auditivas, orienta su quehacer la Educación Especial en esta provincia, a la cual todos los infantes con alguna discapacidad tienen acceso gratuito.

La Escuela Antonio Suárez Domínguez, situada en el municipio cabecera, y donde más de 80 pequeños perciben cada día el cariño y la enseñanza, es muestra de ello, al cumplir con el principal encargo de formarlos para ser útiles a la sociedad, dijo en conversación Mariluz Casas, subdirectora de trabajo educativo de esa institución.

Modalidades de atención y servicios de orientación y capacitación, están a disposición de alumnos con necesidades educativas especiales por ser ciegos, de baja visión, con estrabismo o ambliopía, sordos e hipoacúsicos, comentó la directiva, con 30 años dedicados a la Educación Especial.

Como sublime profesión de amor calificó esta labor, a la vez que destacó que enseñar a los niños a ver y escuchar a través del resto de los órganos de los sentidos es compleja misión donde confluyen las emociones y el compromiso de encaminarlos para garantizarles la convivencia más fácil.

La escuela, con tres décadas de creada, acoge a infantes desde un año en el Salón de Estimulación Temprana hasta el sexto grado en el caso de los ciegos, y el resto transita a las escuelas primarias cuando los especialistas de salud consideran que reúnen las condiciones para hacerlo. 

Aseguró Mariluz que la existencia de centros educacionales como este constituye un logro incuestionable de la Revolución cubana, como un derecho que se complementa, además, con la atención médica dentro del recinto y en las instituciones hospitalarias para dar seguimiento a las patologías de los pequeños. 

El aula complementaria, donde se imparte la asignatura de habilidades de la vida diaria, deviene espacio importante para la instrucción de conductas esenciales.

Idelsi González, maestra de esa disciplina con más de 20 años en la enseñanza, afianza cada día en los niños cómo aprender a mantener el aseo personal, arreglar el hogar, vestirse correctamente, tender las camas, utilizar los cubiertos, sentarse a la mesa y manipular los controles remotos de los equipos de televisión y reproductores de DVD.

Especialidades de música, danza, teatro y artes plásticas se anexan, además, al programa de estudio de la educación general en esa enseñanza para motivar el interés por las manifestaciones artísticas y la expresión por medio de ellas.