CAMAGÜEY.- La Empresa de Derivados del Acero en esta provincia estabiliza su producción luego de cuatro meses de atraso en el cumplimiento de la entrega de sus productos, que se encuentra hoy al 25 por ciento del total.

Ubaldo Acosta Cepero, director de esa entidad, comentó que la demora en el arribo de la materia prima procedente de países de Latinoamérica y Asia, provocó que se incumplieran desde enero hasta abril los planes de la industria metalúrgica.

Actualmente ya cuentan con el alambrón, lo que aseguró la normalización de las producciones y permitirá satisfacer las demandas de los programas priorizados, confirmó el directivo.

Entre sus principales clientes se incluyen los ministerios de la Agricultura y Comercio Interior, los grupos Agroindustrial Azcuba y empresarial Tabacuba, la Zona Especial de Desarrollo Mariel y la Vivienda, dijo Acosta Cepero.

Mallas electrosoldadas y galvanizadas, alambres con púas, galvanizado y recocido, grampas para techos y cercas, electrodos para soldar, puntillas, tornillos y arandelas son los productos que fabrica este año la Empresa de Derivados del Acero de Camagüey, adscripta al Grupo Empresarial de la Industria Sidero-Mecánica. 

Con un plan previsto en el año de más de 18 mil toneladas de esos surtidos, la entidad aporta también alambre de tres y cinco milímetros y medio para fabricar las tablillas de las persianas de hormigón que se elaboran en Nuevitas como una iniciativa que forma parte del programa de de producción local de materiales de la construcción en la provincia, una de las más afectadas en Cuba por el huracán Irma.

Destacó Acosta Cepero el esfuerzo de los trabajadores de la industria en el 2017, para asumir producciones metalúrgicas destinadas a surtir a todas las regiones del país, afectadas por los embates del citado fenómeno.

En esa ocasión dijo, trabajaron con el propósito de cumplir la demanda de mallas eslabonadas para cubrir dos kilómetros de cercas perimetrales en aeropuertos e instalaciones turísticas, a la vez que fabricaron 200 toneladas de clavos de diferentes dimensiones, y otras 100 de electrodos para soldar.