CAMAGÜEY.-La sala maqueta del Combate de Jimaguayú, lugar donde cayera el mayor general Ignacio Agramonte Loynaz el 11 de mayo de 1873, quedó inaugurada en ese territorio de la provincia dentro de la jornada que rinde tributo al Diamante con alma de beso, como lo bautizara Martí, por el 145 aniversario de su fallecimiento.

Trabajaron en la edificación del sitio, donde la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC) fue la institución inversionistas, entidades como la Empresa de Restauración, el Fondo de Bienes Culturales, la Escuela de Oficios Francisco Sánchez Betancourt y un grupo de cuentapropistas se encargaron de las labores vinculadas a la climatización.

“El inicio de su construcción fue el último trimestre de 2017 y aunque el ciclón Irma trajo consigo algunas demoras pudimos terminarla a tiempo. La financiación de este espacio para conocer más de la historia supera los 80 mil pesos, incluida la elaboración de los vitrales ambientados con escenas del encuentro bélico que da nombre a este emplazamiento, por los artistas David y Dasmián Sánchez Prieto y de la maqueta, de dos m2, confeccionada por la EPIA 11”, expresó el director de inversiones de la OHCC, Manuel González Gutiérrez.

Previo a la apertura del lugar, el director de “la Oficina”, José Rodríguez Barrera resaltó la importancia que le confiere el nuevo local a la acervo historiográfico de la región: “Siempre tenemos una razón para redescubrir a El Mayor en su tierra y este es un ejemplo de ello porque nos encontramos ante la continuidad de un proceso de divulgación de la obra de Agramonte”.

En el interior de la sala maqueta fue presentado el documental La caída de El Mayor, del periodista Orestes G. Casanova, en el que varios especialistas debaten sobre las dotes militares de Ignacio, las características topográficas y logísticas del combate de Jimaguayú y realizan un análisis de los trágicos sucesos de la muerte del líder mambí. Luego, la presidenta de la Unión de Historiadores de Cuba (Unhic), Elda Cento Gómez, ubicó y explicó, apoyándose de la maqueta, los acontecimientos sucedidos el 11 de mayo.

Durante el encuentro los directivos de la OHCC y la Unhic, colocaron una ofrenda floral a nombre del pueblo camagüeyano ante el monumento histórico que signa el lugar en el que cayó Ignacio Agramonte y, más tarde, el trovador Antonio Batista coronó el momento solemne con la canción El Mayor, de Silvio Rodríguez.

La visita al Monumento Nacional de los Potreros de Jimaguayú resulta una de las alrededor de las siete rutas de mayor atractivo entre las opciones que ofrece "la Oficina" en la etapa veraniega. Ahora, con la adición de la maqueta que refleja el célebre hecho histórico se acrecentarán la posibilidad de combinar mejor la recreación y el conocimiento de nuestras raíces.