CAMAGÜEY.- Una cifra superior a los 40 millones de pesos otorgó hasta el cierre del primer trimestre del año, el Banco Popular de Ahorro (BPA) en esta provincia a damnificados por el huracán Irma para la compra de materiales de construcción y el pago de mano de obra.

La cifra corresponde a siete mil 923 solicitudes aprobadas, lo cual representa más del 98 % de las realizadas por los afectados, unas 8 066 en total, según declaró a la ACN Helen Concepción de Jesús Mora, jefa del departamento de banca personal del BPA en el territorio.

Desde septiembre último, fecha en que el citado fenómeno meteorológico afectó a Camagüey, principalmente en la parte norte del territorio, la entidad mantienes varias oficinas en las zonas afectadas para agilizar esos trámites.

Las demarcaciones camagüeyanas que mayor demanda de esos servicios han presentado hasta la fecha son los municipios de Esmeralda con 11 mil 37 solicitudes, seguido por Nuevitas con 901, y Sierra de Cubitas con 797.

Hemos tenido clientes a quienes no podemos otorgarles un crédito porque su capacidad de pago no cubre ni siquiera la cantidad mínima que podemos otorgar, o porque ya poseen deudas anteriores con el Banco, explicó.

Para quienes tienen esta dificultad, es el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social el organismo que asume la solicitud a través del otorgamiento de subsidios para respaldar monetariamente la construcción de las viviendas de esas personas damnificadas.

Según cada caso, la tasa de interés que aplica el Banco es de un mínimo de 2,5 por ciento y el cliente posee un plazo de amortización de hasta 15 años, y se financia cada uno a partir de 300 pesos, aclaró la especialista.   

De acuerdo con el valor fijado en la ficha técnica que presenta el damnificado, la mensualidad mínima que se le descuenta es de 30 pesos, en dependencia con la capacidad de pago que presente el solicitante.