CAMAGÜEY.- Convocados por la Central de Trabajadores de Cuba y la Unión de Jóvenes Comunistas, más de 150 000 camagüeyanos en todos los municipios de la provincia, inspirados en el ejemplo del Che Guevara, se volcaron, este domingo, a trabajar en la producción de alimentos, en la zafra y la construcción de viviendas, en saludo al próximo 4 de abril.

La sede en la cabecera provincial fue el Organopónico Tínima, donde los más de 2000 asistentes de todos los sectores de la sociedad prepararon 305 canteros, lo que representó un aporte superior a los 5000 pesos.

Hasta ese hervidero productivo se llegó Adelante Digital para conversar con los protagonistas muy cerca de la tierra.

La familia Olivera Gainza estaba allí en pleno: mamá, papá y la niña de apenas cinco años estaban limpiando el área de los tomates, “estamos aquí en familia, dando nuestro aporte por mantener las conquistas de la Revolución, desde la más pequeña de la familia hasta nosotros, sus padres, hoy hemos decidido estar aquí y participar”, dijo Wiliam, el padre.

Por su parte, Yenia Gainza, la madre, explicó que la niña se levantó muy temprano preguntando ¿cuándo nos vamos? “y aquí está con las manos sucias pero desde ahora sabe lo que es un trabajo voluntario, desde chiquitos hay que enseñarles que el futuro de Cuba está en la construcción colectiva”, enfatizó la mamá de Yenisleidys.

A Royler Rivero Palmer tampoco le importó que fuese domingo y dedicó el sábado a prepararse para el seminario de bioquímica que tiene mañana lunes, “yo no podía quedarme detrás, aquí hay cientos de personas que también dejaron de hacer cosas importantes para asistir. Estaremos hasta la hora que haga falta, es lo que se nos ha enseñado y tenemos que ser buenos alumnos de nuestra historia”, dijo el estudiante de primer año de Estomatología y Delegado Directo al IX Congreso de la FEU.

Hasta los científicos abandonaron, hoy, los microscopios para llegarse al surco y aportar también, Dainé Basulto Basulto es técnica de Control de la Calidad del CIGB camagüeyano y estaba como una más limpiando canteros, “se nos pidió hoy dar el paso al frente para venir hasta acá y salimos del aire acondicionado a trabajar y aportar”, dijo la joven científica camagüeyana.

Mezclado entre los jóvenes cubanos también encontramos a Habibou Jallow, estudiante de medicina de Gambia, rellenando canteros con materia orgánica, “somos cubanos nacidos en otras tierras y como tal decidimos aportar nuestra parte también, demostrando que la juventud sigue siendo la mayor esperanza de los pueblos oprimidos del mundo”, declaró.

Junto a la Unión de Jóvenes Comunistas y los diversos sindicatos que conforman la CTC, estaban también combatientes del Ministerio del Interior, las Fuerzas Armadas Revolucionarias, las organizaciones estudiantiles, políticas y de masas; junto a ellos las máximas autoridades de la provincia.

Al concluir las labores productivas se entregaron a 20 jóvenes los carnés que los acreditan como militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas. En saludo a esta celebración todos los fines de semanas rotarán por este organopónico la totalidad de los Comités de Bases del municipio Camagüey.

Además Tania Díaz Bermúdez, Secretaria General de la CTC en la provincia, dio lectura a la convocatoria para el Primero de Mayo, fecha que estará marcada también por el júbilo y el trabajo voluntario.