CAMAGÜEY.- Los resultados del trabajo de los innovadores y racionalizadores fluyen con coherencia, siempre que las administraciones sean cada vez más competentes en el cumplimiento de sus funciones, y en los centros laborales prime la integración de todos los factores para que hombres y mujeres de ese movimiento devuelvan la vida a útiles equipos, desde los más simples hasta los más complejos.

Fue esa la percepción que predominó entre los asistentes a la asamblea de balance anual de la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores en la provincia, la cual dejó expedito el camino para resolver los problemas de funcionamiento de la organización y, sobre todo, encauzar la ayuda a brindarle a aquellos asociados que se vean impedidos de plasmar en documentos sus ponencias por múltiples razones.

La necesidad de continuar las inspecciones para conocer sobre la aplicación de la Ley 38, referida a los innovadores y racionalizadores, y del Decreto Ley 120 que asegura la remuneración económica ocuparon espacio en los debates que transcurrieron en el salón de reuniones del hospital clínico quirúrgico Manuel Ascunce Domenech.

La presidenta en funciones de la ANIR en el país, Tahirí Lizano de Armas, reconoció que en el 2017 Camagüey avanzó; no obstante, refirió, necesita seguir descubriendo “la gente que está allá abajo haciendo cosas” e incorporarla a la organización.

Remberto Santana Perdomo, presidente de la Anir en la provincia, en el informe presentado, señaló que esta coyuntura de transformaciones en el marco de la implementación de los Lineamientos, aprobados por el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, “nos impone nuevos retos y desafíos para lograr mayor eficiencia económica al potenciar la innovación y su generalización”.

Al hablar en la asamblea, el funcionario del Comité Provincial del Partido, José Luis Hernández Gómez, recomendó resolver los aspectos mencionados como negativos para la próxima etapa de trabajo a la sazón del XXI Congreso de la CTC, señalado para enero del 2019 por la importancia que reviste el trabajo de los innovadores.