CAMAGÜEY.- Nuevitas, Minas, Sierra de Cubitas y Esmeralda, municipios más afectados por el huracán Irma, se adentran en una fase superior de recuperación para devolver vitalidad a los inmuebles y a las producciones fabriles y agrícolas.

El General de Cuerpo de Ejército, Ramón Espinosa Martín, miembro del Buró Político y jefe de la dirección estratégica de Oriente, apreció los cambios que se operan en esos territorios, empezando por Nuevitas, y especialmente la marcha de las 50 viviendas petrocasas, donadas a Cuba por la República Bolivariana de Venezuela, y otras individuales en ejecución.

El también Héroe de la República de Cuba y viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, tras conocer el compromiso de los nueviteros de terminar el asentamiento de las petrocasas como saludo al Primero de Mayo, dijo que es importante, posible, y que a los camagüeyanos les hacen falta las viviendas.

Espinosa, en el Consejo Popular Lugareño, volvió a interesarse por el funcionamiento de la recuperada fábrica de hielo, con una interrupción parcial en fase de solución; intercambió con Oel Veitía, operador de buldózer, de 47 años de edad y 31 de buldocero, quien en intensas jornadas trabaja en las mejoras de viales de Minas, después de haberlo hecho en polos productivos de Vertientes y en otros sitios.

Susely Morfa, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, incorporada al grupo, tuvo la oportunidad de comprobar el buen estado de la escuela especial José Antonio Echeverría, y los esfuerzos de sus trabajadores para que los infantes se sientan bien en ese entorno.

En Sierra de Cubitas fue muy aleccionador el intercambio de los dirigentes con los habitantes de Los Pilones, y de manera particular el diálogo de Jorge Luis Tapia, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y primer secretario en la provincia, con hombres y mujeres del lugar.

El otrora enclave productivo está llamado a usar correctamente la fuerza laboral y a recuperar las áreas infestadas de marabú, de manera que cuando se reciban las tecnologías de riego no quede una sola persona con posibilidad de trabajar que no lo haga para el incremento de la producción agrícola y sustentarse económicamente.

Luis Sixto, vicepresidente para el órgano de Administración del Poder Popular, explicó que se han invertido más de 800 000 pesos en cubiertas, ventanas, viales internos, centro de servicios y escolar a precio de costo.

De adquirirse en los puntos de venta de materiales de construcción, el desembolso se siente. Por ejemplo, 18 tejas costarían 18 800 pesos.

El finquero de El Prado, Lázaro López Suárez, después de señalar sobre su experiencia, afirmó: “Estamos batidos para sobrevivir”.

En El Aguacate, no muy lejos de la cabecera municipal de Esmeralda, apareció una nueva iniciativa. Pobladores del lugar fomentan en pequeña superficie hortalizas y vegetales que consumen localmente y comercian fuera de su jurisdicción.

Al atardecer, todavía Espinosa y las autoridades de la provincia, en compañía de Danally Hernández Segundo, primera secretaria del Partido en Esmeralda y Delfina Rodríguez, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular, recorrían otros puntos complejos y de difícil acceso.

recorrido3recorrido3