CAMAGÜEY.- Ariel Canino González es la segunda vez que como cuentapropista comparece en la feria comercial Expo Cam con la magia de sus grabados.

A las tradicionales ofertas en cristal, cerámica y acrílico une en esta oportunidad servicio de grabado en lapiceros, vasos desechables y en platos personalizados que sirven de souvenirs.

Reconoce que la labor que realiza, utilizando una técnica con arena, tiene gran aceptación y que la participación en la octava edición el año pasado le aseguró nuevos clientes.

Asociado a la comercialización cuenta con una casa de regalo en la calle Avellaneda 300, entre San Martín y San Esteban, un lugar céntrico, según su opinión, y accesible a las personas.

El taller donde procesa sus obras está instalado en su hogar y dijo que el artículo puede comprarlo en la casa de regalo y posteriormente solicitar el grabado, lo que fluye con prontitud.

La presencia de trabajadores por cuenta propia en esta bolsa comercial, como ocurre con los representantes de Servigraf, es una contribución más a ampliar los nexos entre ese segmento y el empresariado camagüeyano.