CAMAGÜEY.- Con un recorrido por el Batey Jaronú, Monumento Nacional, de participantes en el XII Simposio Internacional Desafíos en el Manejo y Gestión de Ciudades, culmina hoy el más importante evento regional sobre conservación del patrimonio.

La comunidad, ubicada a unos 70 kilómetros al norte de la capital provincial camagüeyana resultó fuertemente azotada por el huracán Irma en septiembre de 2017, y el trabajo en conjunto entre instituciones y rectorado por la Oficina del Historiador de la Ciudad (OHCC) ha permitido la rehabilitación de su infraestructura.

En su conferencia el director de la OHCC, José Rodríguez, explicó a los visitantes de todo el país, e invitados, al evento de Suiza y República Dominicana, que la tarea es recuperar la infraestructura de todo el poblado en un programa inversionista que beneficiará además la principal fuente de empleo provenientes del sector azucarero y el turismo.

Con la misión de rescatar los valores patrimoniales de edificaciones inspiradas en la arquitectura norteamericana desarrollada fundamentalmente al sur de Estados Unidos, y que reproduce elementos de edificaciones alemanas, la Oficina del Historiador de Camagüey (OHCC) trabaja en la recuperación del batey, conformado por 18 manzanas.

Precisamente, en la jornada anterior los académicos de la Red de Oficinas del Historiador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba, intercambiaron sobre la conservación, proyectos socioculturales como dinamizadores de los centros históricos; así como las nuevas tecnologías en estos vitales espacios.

El ministro consejero de la Embajada de República Dominicana, Pedro Ureña, expuso ideas de la importancia del patrimonio como conjunto de bienes tangibles e intangibles de ciudades caribeñas como Santiago de Cuba, San Juan y en especial, Santo Domingo.

"La cultura es parte esencial del desarrollo sostenible de nuestros pueblos, para satisfacer además necesidades sin comprometer el futuro; no por gusto han sido declarada nuestra música, gastronomía como Patrimonio Cultural de la Humanidad", sentenció el académico.

La riqueza de la arquitectura, del urbanismo, y las artes monumentales están plasmadas en las primeras villas, como libros que aluden a contextos históricos donde son las personas las verdaderas protagonistas, entes esenciales en las tradiciones y la creación contemporánea.

El más importante evento sobre el tema se desarrolla en medio de las fechas de celebraciones por el 504 Aniversario de la otrora Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, una de las siete primeras fundadas por los españoles en Cuba; síntesis de disímiles expresiones culturales.