CAMAGÜEY.- Con dos jornadas de talleres aquí, la Articulación Juvenil por la Equidad Social cerró hoy un provechoso capítulo de aprendizaje y socialización. Iniciado en el 2017, el ciclo abarcó 8 provincias del país y apuntó fundamentalmente a personas de entre 18 y 35 años.

“Pensamos en las nuevas generaciones porque suele ser transgresoras, promotoras del cambio, y tienen la posibilidad de formarse con menos mitos y tabúes. Cada ciudad ha sido distinta, porque Cuba es diversa, pero lo más importante es que allí donde hemos estado, han quedado personas preparadas para impulsar en sus entornos el necesario respeto a las individualidades”, dijo Yasmany Díaz Figueroa, coordinador nacional de la Articulación.

Mediante técnicas de la educación popular, esta segunda “parada” en Camagüey fue sobre todo de actualización teórica, y además permitió evaluar cuánto ha crecido el accionar aquí a favor de la igualdad de derechos y oportunidades.

De los retos habló Diolvis Pérez Lobaina, coordinador provincial: “A partir del debate y las experiencias entendemos que debe hacerse mucho más para desterrar patrones de conducta machistas y de agresividad, tan dañinos para todos. Por el momento pretendemos llegar a los universitarios, en Ciencias Médicas tenemos previsto un debate acerca del bullying en el mes de marzo, y habrá otro sobre violencia de género en la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz”.

La Articulación está promovida por el Centro Oscar Arnulfo Romero, que promueve el crecimiento humano, las relaciones equitativas de g{enero y la no violencia. La superación ha llegado a más de 100 jóvenes cubanos de distintas orientaciones sexuales, ocupaciones y creencias. Por el éxito de la experiencia, en el 2018 deben sumarse otras cuatro provincias.