VERTIENTES, CAMAGÜEY-. Para lograr cumplir el plan superior a las 44 000 toneladas de azúcar, en el central Batalla de Las Guásimas, de este municipio, se ejecutan hoy reparaciones en todas las áreas, a partir de las deficiencias de la zafra anterior.

Las acciones —según datos facilitados a Adelante.cu por Ángel Rondón Hernández, jefe de producción del ingenio— se centran fundamentalmente en el basculador, los molinos, las plantas de vapor y eléctrica, así como en las áreas de purificación, cristalización, centrífuga e instrumentación.

Algunas de las dificultades afrontadas por la industria en la pasada contienda, estuvieron relacionadas con el sistema de bagacillo, los equipos de evaporación, los conductores en los molinos, y el economizador de la caldera 2, precisó Rondón Hernández.

Respecto a esta etapa, previa al inicio de la producción de azúcar en los centrales de la provincia, Norelvis Gallo Saroza, jefe de zafra en el territorio, explicó a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), que las labores se organizan en función de rectificar las incidencias que dañaron el cumplimiento de los principales indicadores de eficiencia y de productividad.

Las medidas, principalmente de mantenimiento y reparaciones, permitirán obtener mejores rendimientos, añade el cable de la ACN.

El directivo abundó, además, en las acciones de capacitación desarrolladas con los colectivos implicados, para lograr un mayor aprovechamiento de los volúmenes de caña.

Refieriéndose a ese aspecto, Rondón Hernández corroboró a este medio de prensa la preparación de todo el personal para el desarrollo de la zafra, prevista a comenzar en el “Batalla” en los primeros días de 2018.

En 97 días deberán moler más de 466 000 toneladas de caña, para completar junto a sus homólogos Siboney (Sibanicú), Argentina (Florida), Carlos Manuel de Céspedes (municipio de igual nombre) y Panamá (también en Vertientes), unas 140 000 toneladas de azúcar.