CAMAGÜEY.- Prácticamente de obligada visita, tanto para lugareños como para foráneos, deviene el Centro de Interpretación Camagüey Ciudad Patrimonio, sede de la maqueta de la urbe, sitio donde desde la miniatura se pueden apreciar los valores históricos y arquitectónicos de la demarcación.

Emplazada en el edifico Collado, frente al emblemático Parque Agramonte, antigua Plaza de Armas -enclavada en el segmento más antiguo declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad-, su lugar, de por sí, es uno de sus atractivos.

Sin embargo, hasta conformarse en lo que es hoy, sus primeros cuadrantes estuvieron en la Plaza de la Revolución, luego en otro local en una zona de la red comercial, y finalmente en su ubicación actual, la cual siempre estuvo pensada para desarrollar ahí un proyecto más amplio, que fuera más allá de la simple exhibición de la maqueta.

Ese anhelo se concretó, aún más, tras la aprobación en 2007 del segmento más antiguo del centro histórico de Camagüey como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Inmediatamente se comenzó a trabajar para facilitar a visitantes y naturales el conocimiento del por qué de esa declaratoria y cómo conservarla.

Confeccionada por especialistas de la Empresa de Proyectos de Ingeniería y Arquitectura 11, quienes continuaron ampliándola, posee 15 cuadrantes que abarcan en una escala de 1:500 el Centro Histórico de la que fuera Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey, y resalta especialmente el área distinguida por la Unesco.

Es todo un atractivo turístico. Este Centro Histórico que fue declarado en 1980 Monumento Nacional, posee 330 hectáreas que equivalen a 382 manzanas y está considerado el más extenso estudiado en el país.

Dentro de él, su área fundacional abarca 54 hectáreas, 80 manzanas y 83 edificios de excepcionales valores patrimoniales, al igual que su trama vial, posiblemente única en América.

Apoyan estos valores la proyección, allí mismo en el Centro de Interpretación, de videos explicativos sobre estos elementos y otras muchas atracciones e historia del territorio, además de un sofisticado sistema de luces que apoyan cada material.

En exhibición aparecen prototipos de las tradicionales tejas, ladrillos y tinajones de barro, elementos representativos del oriental territorio, rescatados por arqueólogos de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC), gigantografías de personalidades históricas de esos dominios y de inmuebles patrimoniales que abarcan varias corrientes arquitectónicas desde las coloniales a las modernas.

Desde su apertura el 20 de octubre de 2015 hasta la fecha, se han establecido fuertes vínculos entre alumnos y profesores de la carrera de Arquitectura de la Universidad de Camagüey, lo cual trajo consigo que el espacio sea en numerosas ocasiones salón de clases de esa especialidad.

El Centro de Interpretación representa una de las dependencias de la OHCC que mayor número de actividades comunitarias desarrolla dentro y fuera de su instalación, pues ahí desde su entrada todo está pensado para atrapar la atención del visitante.

En ese local se realizan encuentros con los centros educacionales del entorno y en la etapa vacacional adiciona cursos de verano de varias especialidades, siempre relacionadas con la promoción y desarrollo de los valores de la urbe.

Quien visite la medio milenaria urbe citadina puede dar por sentado que enriquecerá mucho más su experiencia, si dedica unos minutos de su estancia a desandar imaginariamente las estrechas calles y callejones de la demarcación, sus edificaciones y su repertorio religioso edificado, y comprobar los encantos que la hacen excepcionalmente bella.