SANTA LUCÍA, CAMAGÜEY.- El quinto encuentro nacional de promoción de tecnología AguaFre, dirigido a generalizar las tecnologías para el abasto de agua y uso de fuentes renovables de energía, demostró lo inaplazable de seguir ese camino para lograr en verdad una economía sostenible y proteger el medio ambiente de gases contaminantes.

Las sesiones de trabajo del foro, celebradas durante tres días en el Hotel Caracol, del balneario de Santa Lucia, recogió experiencias de varios territorios del país, en relación con el ahorro de agua, su depuración, reducir el consumo del preciado líquido en la producción arrocera a baja escala y cómo lograr eficiencia energética de edificios, mediante estrategias arquitectónicas, entre otros temas.

 Capítulo aparte se le dedicó al biogás, situación actual y perspectivas, delineada en su intervención por el Dr.C. José A. Guardado, coordinador nacional de este programa, quien aseguró que el país debe finalizar el 2017 con 4 000 biodigestores, esencial para generar este tipo de fuente energética, reducir el daño al medio y favorecer con sus desechos el mejoramiento de los suelos en función de los cultivos.

La jornada inicial y durante su desarrollo fue un homenaje al Líder Histórico de la Revolución, Comandante en Jefe Fidel Castro, quien avizoró la necesidad de los países de encarar en el futuro el problema de la energía, pero mucho más los del Tercer Mundo, importadores de petróleo, según resaltó el Máster Pedro González, director del Centro Integrado de la Tecnología del Agua (CITA), institución, radicada en Camagüey y que irradia tecnologías para Cuba y allende sus mares.

La visión dada por el Doctor en Ciencias Luis Bérriz Pérez, presidente nacional de Cubasolar, otra de las entidades que auspició el evento, junto al Instituto de Recursos Hidráulicos, de que ningún país, como el nuestro, deba mantener dependencia en la importación de hidrocarburos, sin necesidad.

“Podemos utilizar nuestros propios recursos energéticos. No es una utopía”, dijo el científico, a la vez que propuso convertir a Cuba en un ejemplo energético.