SANTA LUCÍA, NUEVITAS, CAMAGÜEY.-(ACN) Los cuatro hoteles Todo Incluido de la cadena Cubanacán en la playa Santa Lucía de la provincia de Camagüey, abrirán las puertas a la temporada alta turística de invierno con mejores condiciones que antes del paso del huracán Irma en septiembre último.

Aunque los daños en el balneario no fueron de tanta envergadura, al compararlos con otros polos de Cuba golpeados por el meteoro, sí demandaron de reparaciones, que unidas al mantenimiento de preparación para la etapa alta del mercado internacional, renovaron la imagen de las instalaciones.

La reincorporación de algunas habitaciones en tres de los cuatro hoteles, la renovación del cuarto de máquinas de la piscina del Club Villaggio Bravo Caracol, y estrategias de comercialización para atraer nuevos mercados, son acciones que se han realizado para la temporada, que iniciará antes en Camagüey.

Según recientes declaraciones de Julio del Toro, delegado de Cubanacán en el territorio, se prevé que la aerolínea Transat, procedente de Canadá, realice su primer vuelo el 6 de noviembre, nueve días antes del inicio oficial en el país.

El directivo explicó que se acometió un proceso de mejorías en el confort y los servicios en el Bravo Caracol y en el Roc Santa Lucía, que al poseer contratos de comercialización y de administración, respectivamente, con entidades extranjeras, aspiran a la categorización de cuatro estrellas.

Más restaurantes y áreas para la celebración de eventos, la incorporación de nuevas facilidades en las habitaciones y reposición de medios como camas, colchones, equipos electrónicos, y otras, son mejorías que de manera general se evidencian en el polo.

En un recorrido reseñado por Radio Cadena Agramonte digital, se comprobó la satisfacción de varios clientes asiduos de Santa Lucía, en su mayoría procedentes de Canadá, y en menor medida de Alemania, Italia, Francia, España y Holanda.