CAMAGÜEY.- A menos de una semana de que se inicie la XII Comprobación Nacional de Control Interno, prevista del primero de noviembre a 12 de diciembre, Camagüey ofrece favorables condiciones para enfrentar este ejercicio que a nivel del país comprende 360 entidades de diferentes sectores.

Gladys Bejerano Portela, vicepresidenta del Consejo de Estado y Contralora General de la República de Cuba, así pudo constatarlo en esta ciudad en un intercambio que sostuvo con contralores, jefes de grupos, auditores, supervisores, profesores universitarios y representantes de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba.

El tema principal de la comprobación será el de los inventarios y como elementos complementarios: cuentas por cobrar y pagar, combustible, contratación y pagos a privados, mientras en Camagüey ocupará la muestra 20 objetivos económicos o de servicios, de ellos 10 de subordinación local del Poder Popular.

Camagüey realizó en la primera quincena de octubre los seminarios previos de capacitación, el primero con estudiantes y en un segundo momento con los auditores en el que tomó parte el contralor asesor de la Contralora General.

Participantes en el encuentro manifestaron la necesidad de proseguir la experiencia de la provincia de escalonamiento de la información del proceso de comprobación, llevada a cabo en los últimos tres o cuatro años, y que facilita la elaboración del documento final, la adecuada planificación del trabajo y la autopreparación de todos los entes enrolados en el ejercicio.

La Contralora insistió en que la arrancada de la comprobación se realice de manera exquisita, con puntualidad por todos los que tienen que estar, y de invitar a ese espacio a la representación del núcleo del Partido, del sindicato, de la UJC y de la ANEC.

En otro momento la vicepresidenta del Consejo de Estado llamó a potenciar el trabajo de los auditores de control interno por el papel que estos realizan en prever, educar y enseñar y porque no siempre son bien comprendidos.

La comprobación se celebra en fecha de extraordinaria significación: el 25 de noviembre, primer aniversario de la desaparición física del Comandante en Jefe Fidel Castro, las elecciones de delegados del Poder Popular y el Día del Economista.

El objetivo, añadió, en señalar en el momento los problemas, no dejarlo para el final para atormentar a los auditados y que el colectivo entienda por que están mal y con la crítica oportuna, de modo de crear un clima de respeto y consideración.

Estimó que los supervisores y en los puestos de mando debe prestársele atención al hecho de calificar los presuntos hechos delictivos, profundizar en ello, no por miedo, sino para evitar la estigmatización de personas.

“Todo lo que hace un auditor es como un maestro, dar buenas lecciones, con métodos y habilidades”, subrayó Gladys Bejerano, quien respondió a preguntas de periodistas locales y nacionales sobre la comprobación y las circunstancias especiales que tiene en medio de un proceso de recuperación por los embates del huracán Irma.

Comentó que el tema de ahorro óptimo de todos los recursos es una batalla de siempre de la Revolución y trajo al presente la idea de Fidel, de hacer más con menos, por lo que es preciso realizar ese esfuerzo por las dificultades propias del país y las que incrementan el cruel bloqueo norteamericano.

Habló del duro golpe que ha recibido el país por la naturaleza y el esfuerzo humanamente realizado por todos los organismos, los trabajadores, por lo que esa línea cobra mayor vitalidad por los desembolsos que ha tenido que hacer el país frente a las miles de viviendas afectadas y las producciones dañadas.

Recordó las premisas señaladas por Raúl Castro para reforzar y lograr resultados mayores en la economía, y dentro de ello, el tema de los inventarios, con diagnósticos preliminares realizados, cotejos con los organismos nacionales con estadística y contabilidad y ahora, puntualizó, vamos a llegar a la tercera parte a la práctica, yendo a los almacenes.

La muestra, indicó, por la composición que tiene, los distintos organismos y niveles de la economía, pueda ser representativa de cosas que se hacen para recomendar con el concurso de todo el mundo, de los actores que participan y de la propia administración qué cosa más podemos hacer y, sobre todo, ganar más conciencia.

Respecto a la recuperación, desde hace años hemos ido atendiendo e incorporando a los auditores en los grandes esfuerzos que se hacen por todos los organismos en las zonas de defensa y velar porque se cumpla lo dispuesto y se apliquen procedimientos adecuados y las indicaciones sean más expeditas y no se violen.