CAMAGÜEY.- A partir del 1ro de noviembre, el Zoo del Casino Campestre, de la cabecera provincial, pertenecerá a la Empresa Cubana de Zoológicos. Junto al nuestro se incorporarán próximamente a su gestión los centros de Ciego de Ávila, Santiago de Cuba y Villa Clara.

 Para que todo esté listo en fecha para el cambio, la institución aquí estará cerrada desde la próxima semana hasta el domingo 5 de noviembre, cuando ocurrirá la actualización de documentos, limpieza y otras obras internas en la instalación. La transferencia es un paso hacia una comprensible y equilibrada política de protección a la naturaleza.

Fundado a inicios de la década de 1950 como Parque de Diversiones y Zoológico Colón, devino feria y muestra de animales que malvivían en un espacio maltrecho y que, luego de 1959, trató de sentar reales como zoológico con todas las de la ley.

Ubicado en una zona vulnerable a orillas del río Hatibonico y el arroyo Juan de Toro, el sitio pasó a manos de Servicios Comunales, entidad con buenas intenciones, pero con escasos recursos y técnicas para asumir la conservación de animales y sus requerimientos básicos en cuanto a alimentación, mantenimiento y salud.

Con una extensión de 3.2 hectáreas, hoy cuenta con unos 1 100 ejemplares de 107 especies de animales, por lo que a pesar de su reducido espacio, la cifra de la fauna que posee le coloca entre los importantes del país. Por otra parte, logra la reproducción de especies que ha facilitado el intercambio con otros zoológicos cubanos.