SIERRA DE CUBITAS, CAMAGÜEY.- Puerto Piloto es un pueblo netamente de pescadores y para continuar entregando cada mes entre siete y ocho toneladas de pescado a la Unidad Empresarial de Base (UEB) Estrella Roja, su Unidad de Pesca tuvo que salvaguardar muy bien las embarcaciones durante el paso del devastador huracán Irma.

Yoandry Rodríguez de la Nuez, al frente de otros 18 trabajadores, contó que apenas se declaró la fase de informativa, debido a la inminente cercanía del fenómeno, comenzaron a tomar todas las medidas pertinentes para guardar los barcos y botes, las redes y otros utensilios para poder comenzar la producción inmediatamente concluyera la catástrofe.

“Cumplir con todas las orientaciones hizo que no sufriéramos ninguna pérdida de vidas humanas ni fuertes daños materiales, aunque la estructura de nuestras instalaciones sí sufrieron algunas averías en la cubierta, las cuales fueron reparadas inmediatamente por los trabajadores que contaron con gran apoyo de la UEB ”, explicó la fuente.

La Unidad de Pesca de Puerto Piloto posee cuatro embarcaciones principales e igual cantidad de botes, y al decir de su personal está lista para que las mojarras, el ronco y el macabí que capturan, sean llevadas a la cabecera provincial y procesadas en croqueta, picadillo y otros productos que la población recibe mediante las pescaderías del territorio.

Varios de los pescadores de este centro laboral sufrieron derrumbes totales o parciales, pero también la empresa elaboró un levantamiento para hacer llegar ayuda a los afectados y el gobierno los ha apoyado con los recursos que ha tenido disponible para que este importante renglón económico del territorio no disminuya su producción.