ESMERALDA, CAMAGÜEY.- “Nuestro nuevo Palma City”, así tituló Daiyane su obra artística en el concurso de dibujo, porque cada mañana siente que su terruño renace más fuerte ante cualquier nuevo huracán, gracias a sus vecinos y el apoyo que las distintas instituciones le ofrecen a la comunidad, desde que iniciaron las labores de la fase recuperativa.

Y es que este 8 de octubre Daiyane no podía llamar su dibujo de otra manera, pues los pobladores de esta zona norte, severamente devastada por Irma, recibieron la mano solidaria de la Universidad de Camagüey.

Esta vez, estudiantes y profesores llegaron hasta “Palma City”, localidad de Esmeralda con gran parte de su fondo habitacional dañado.

“Por segundo domingo consecutivo, nuestros muchachos y el claustro que participa en esta noble encomienda han dado una respuesta muy favorable, propiciando con el arte y habilidades profesionales que continúe alta la motivación de los pobladores por recuperar las estructuras destruidas”, expresó Santiago Lajes Choy, rector de la UC.

Personas de diferentes generaciones disfrutaron de la brigada artística del centro, que incluyó variados números de magia y telepatía, la presentación de monólogos y de dúos musicales; además se sumaron algunos talentos locales que hicieron reír, bailar, y sobre todo, levantar el ánimo de a los que todavía les faltan miles de gotas de sudor que derramar.

Otras grandes atracciones constituyeron los juegos deportivos guiados por los profesores de la Facultad de Cultura Física y el partido de béisbol entre dos comunidades de la región; en tanto los alumnos y docentes de Veterinaria vacunaron las mascotas y animales de cría, y los de Ingeniería Eléctrica repararon los equipos electrodomésticos y algunos ventanales averiados.

La universidad camagüeyana brindó alimentos a todos los participantes, en especial a los niños, tocó con el corazón las puertas de los habitantes encamados para interesarse por su salud y suministrarles raciones de almuerzo y trasladó comestibles también a los vecinos que se encontraban en zonas más intrincadas levantando casas o descargando materiales en el punto de venta.

La institución agramontina continuará cada domingo arribando a los pueblos del norte de la provincia y para la próxima semana está planificada la visita a Lugareño, Minas.