CAMAGÜEY. - Alumnos y profesores de la Escuela de Iniciación Deportiva Cerro Pelado conmemoraron hoy el aniversario 41 del atentado terrorista de Barbados, crimen en el que perdieron la vida 73 personas y aún permanece impune.

El acto de recordación tuvo por escenario el principal centro de formación atlética de la provincia, en simbólico gesto de continuidad histórica, pues la mayoría de los jóvenes fallecidos en aquel atentado formaban parte del equipo cubano de esgrima, que regresaba triunfalmente de una competencia regional en Venezuela.

Entre ellos se contaban las camagüeyanas Inés Luaces y Milagros Peláez, cuyos familiares acompañaron este viernes a los futuros campeones del movimiento deportivo lugareño.

“Pensaron que con metralla podían cortar nuestros sueños, ¡qué equivocados estaban!”, aseguró el profesor Redelmiro Peña Santander, tras declamar el poema Ni crímenes ni huracanes, de su autoría, con el que se inició el homenaje. Otro momento significativo de la mañana fue la entrega de su carnet de militante del Partido Comunista de Cuba a la profesora Raquel de la Caridad Martínez, y los de la Unión de Jóvenes Comunistas a siete alumnos-atletas.

Como los mártires de Barbados, los alumnos de la Eide agramontina aspiran a convertirse en futuros campeones.Como los mártires de Barbados, los alumnos de la Eide agramontina aspiran a convertirse en futuros campeones.

Uno de ellos, Sander Navarro Julián, resaltó a Adelante Digital la significación de esta jornada para Cuba y el deporte revolucionario.

Más de novecientos niños y adolescentes integran la matrícula de la “Cerro Pelado”, donde se forman competidores en una treintena de disciplinas. Sus instalaciones han sido la cantera de múltiples campeones olímpicos y mundiales, y de jóvenes que luego han seguido su formación como licenciados en Cultura Física. Buena parte de parte de su claustro, además, ha cumplido misiones de colaboración en naciones de África y América Latina.