MINAS, CAMAGÜEY.- Quince días después de que el huracán Irma destruyera totalmente 457 casas en este municipio comenzaron a reconstruirse las primeras 12 con esfuerzos mancomunados de varios organismos estatales y sus propietarios.

Hasta los poblados de Lugareño y Senado llegó el Presidente del Consejo de Defensa Provincial, Jorge Luis Tapia Fonseca, con el objetivo de reunirse con las familias más afectadas por el fenómeno meteorológico y explicarles los planes para construir sus nuevas viviendas.

En ambos encuentros, el Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba en Camagüey detalló los procedimientos para certificar las afectaciones en los techos y los derrumbes parciales y totales.

“Hemos dispuesto gran parte de los recursos necesarios para que puedan rehacer sus hogares, ahora depende de la disposición y la rapidez con que actúen ustedes. Como siempre, el gobierno revolucionario subsidiará a personas a quienes les sea imposible asumir este proceso por razones económicas o de salud; el resto dispondrá de los materiales necesarios a un 50% de su costo y tendrá la posibilidad de pedir créditos bancarios. Pero serán los moradores y sus familiares la principal fuerza de trabajo para acometer la construcción”, indicó al quórum.

Tapia Fonseca puntualizó las particularidades del proceso en ambas comunidades y atendió personalmente a cada damnificado que se le acercó. Ordenó a las autoridades de los Consejos de Defensa revisar caso a caso con la mayor sensibilidad, y apoyar a las familias en los trámites para evitar retrasos y malos entendidos.

Durante los encuentros abiertos en Lugareño y Senado, varios perjudicados reconocieron el acompañamiento de los principales líderes de la provincia y la nación, muestra de que eso de “la Revolución no abandona a sus hijos” no es slogan ni politiquería.

En Minas ya se levantan las primeras casas de madera y techo de tejas de fibrocemento con el apoyo de varias entidades y cooperativas del territorio. La iniciativa permite terminar una pieza tipo de dos cuartos, cocina, comedor, baño y portal en cerca de 15 días.

Junto a los beneficiados, trabajan todo el día obreros de la Empresa Agropecuaria, el Sector Militar Municipal, las Cooperativas de Crédito y Servicios Antonio Maceo, Conrado Benítez, 17 de Mayo, las Cooperativas de Producción Agropecuaria Ignacio Agramonte, Gregorio López y Carlos Marx, entre otras brigadas.

Este equipo pudo comprobar que en ambas comunidades ya se venden tejas de fibrocemento para la reparación de los techos que Irma dañó. El municipio recibió tecnología para instalar en los próximos días una mini-planta de fabricación de bloques de cemento incrementando la disponibilidad de materiales de construcción.

Paralelamente al plan de recuperación del fondo habitacional se priorizarán edificaciones de importancia social como escuelas, centros de salud y bodegas.

El paisaje empolvado por el transitar de varios camiones y tractores cargando postes de algarrobo, tablas de madera y palma y el ruido de serruchos y martillos, forman una suerte de caos desde donde retoñan las esperanzas en Minas.