SANTA LUCÍA, CAMAGÜEY.-  Yennis León Mayedo, presidente de la Zona de Defensa de la Playa Santa Lucía, en Camagüey, precisó este viernes que la recuperación eléctrica superaba el 89 %, y a medida que se restablezca la totalidad del vital servicio se reanimarán la producción salinera y las actividades hoteleras.

La higienización también se hace evidente tras la evacuación de más de 1 000 metros cúbicos de desechos y árboles derribados y restauraron los viales de las playas Punta de Ganado y La Boca, indicó León Mayedo, al tiempo que se dan los toques finales en la restitución de la telefonía básica que, según Jesús Dulce Rodríguez, director del centro de telecomunicaciones en el emporio turístico, prácticamente ha vuelto a la normalidad, incluidas las zonas Wi Fi.

En los hoteles se trabaja en las afectaciones provocadas por los vientos de Irma para dejarlos listos para la temporada alta; sin embargo, en Caracol, Mayanabo y Club Santa Lucía, en venideros días todas las instalaciones quedarán listas.

La base de campismo en Punta de Ganado estará lista la semana próxima para recibir campistas, y también se trabaja para restablecer las actividades del Campamento de Pioneros, apuntó el jefe de la Zona de Defensa en el balneario camagüeyano.

León Mayedo dijo que priorizan la atención integral de 30 evacuados en la propia playa y aceleran los trámites para la búsqueda de soluciones habitacionales a 11 derrumbes de inmuebles y 298 techos parciales y totales dañados por el fenómeno climático Irma.

TODO NO ES MALA SUERTE: LA SAL HACE FALTA

Aunque el huracán hizo volar por sus fuertes vientos unas 2 832 tejas de los techos de las naves de producción y almacenes de la salina El Real, Miguel Milán Rodríguez, director de esa UEB, afirmó que este fin de semana reiniciarán la producción con destino a las provincias de Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Mayabeque, y para cualquier territorio que lo necesite.

La salina de Camagüey y la “Frank País”, de Guantánamo, garantizan casi toda la sal fina en bolsas de la canasta familiar del país. En “El Real”, otras líneas derivadas que pueden incrementarse necesitan aliento financiero como son: la fabricación de sal condimentada, desodorante, fango salino medicinal y bloques de sal animal con destino al desarrollo ganadero.

Hoy la salina tiene asegurada la materia prima para vencer el plan anual, gracias a la prevención de proteger en mesetas más de 40 000 toneladas.