CAMAGÜEY.- (ACN) Con la presencia del General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín, Héroe de la República de Cuba y viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en esta provincia puntualizaron los planes de reducción de desastres, ante el peligro de la cercanía del huracán Irma.

El Consejo de Defensa Provincial, presidido por su presidente Jorge Luis Tapia, analizó en composición reducida las medidas que deben adoptarse para mitigar los riesgos del poderoso evento, categoría cinco en la escala Saffir-Simpson, con énfasis en la protección de vidas humanas.

Como parte de la Fase Informativa, decretada en horas de la tarde por el Estado Mayor de la DC en Cuba, los jefes de los grupos y subgrupos que conforman el Consejo de Defensa Provincial definieron las acciones a realizar en los días venideros.

Espinosa Martín explicó la necesidad de que las personas ejerzan autoconciencia de protección tanto de su integridad como de sus recursos y los bienes de la economía, con responsabilidad y racionalidad para disminuir las consecuencias de ese evento de gran magnitud hasta el momento.

Remarcó la vulnerabilidad de las zonas bajas en costas y aguas abajo de ríos y embalses, que en el norte, fundamentalmente, pudieran ser las más afectadas, según la trayectoria prevista del poderoso huracán de máxima intensidad.

Tapia Fonseca orientó precisar los planes de evacuación organizados y la situación de los albergues para la población que necesite trasladarse hacia esos centros, así como la disponibilidad de transporte, agua y alimentos.

Otra indicación fue la comprobación de los más de 500 grupos electrógenos que existen en la provincia para asegurar su vitalidad, fundamentalmente en hospitales y centros de elaboración de alimentos, y ejecutar el desmonte de los paneles solares en enclaves vulnerables ante los fuertes vientos.

El acopio y aseguramiento de cosechas, la protección de mercancías en los almacenes, el reforzamiento de la producción de alimentos adecuados para situaciones de desastres como panes, galletas, pastas y otros, y la revisión de combustibles alternativos para la cocción, son también medidas orientadas.

Isabel González, Jefa de la Defensa Civil, manifestó la importancia de las tareas que se realicen las Zonas de Defensa como órganos cercanos a cada comunidad para cumplir lo indicado en cada caso.

Daniel Iglesias, jefe del Subgrupo de Alimentos del Consejo de Defensa, exhortó a los camagüeyanos a extraer de las bodegas los alimentos de la canasta básica, que están situados desde el día primero y de los cuales todavía permanecen sin comprar alrededor del 70 por ciento.

Sergio Ferreiro, delegado del Ministerio de Turismo en Camagüey, informó a la prensa que en el territorio hay más de dos mil 400 turistas alojados en estos momentos, de ellos mil 377 en la playa Santa Lucía, entre nacionales y extranjeros, a los cuales se garantizará su protección.

Según datos compartidos por Yosdanis Estrada, jefe del Departamento de Pronósticos del Centro Meteorológico Provincial, el huracán de mayor intensidad del cual se ha registrado su paso por Camagüey fue el nefasto ciclón de 1932, hoy estudiado que fue de categoría cuatro, con la inundación costera en Santa Cruz del Sur que provocó más de tres mil muertes, considerada la mayor catástrofe natural de Cuba.

En Camagüey también el Ike en 2008, con una categoría dos en la escala Saffir-Simpson, provocó considerables daños al fondo habitacional y a la economía del territorio, por lo cual extremar las medidas ante el posible azote de Irma es fundamental para minimizar en lo posible esas tristes consecuencias.

Cercano en estos momentos a las Antillas Menores, Irma ya es el huracán más fuerte que se ha formado en el Océano Atlántico, y se calcula que su impacto pudiera superar el nivel de daños ocasionados por Katrina en los Estados Unidos, en 2005, publica hoy la web de Russia Today.