CAMAGÜEY.- (ACN) Al cierre del primer semestre, el Banco de Crédito y Comercio (BANDEC) aprobó en esta provincia tres mil 115 créditos, desde la entrada en vigor, hace más de cinco años, del Decreto-Ley 289 sobre esos otorgamientos a personas naturales y otros servicios bancarios.

María Josefa Zuazuaga Cabrera, Jefa de Banca Personal en la provincia de Camagüey, precisó a la ACN que solo en el actual año se han concedido 288 créditos para la compra de materiales de construcción y el pago del servicio de la mano de obra, con el objetivo de impulsar la reparación y rehabilitación de viviendas por esfuerzo propio.

Ese es el caso del camagüeyano Yohandris Rodríguez, quien pudo ampliar su pequeña casa gracias a ese tipo de financiamiento y agradece la oportunidad, pues aunque deba de pagar intereses en dependencia de la cantidad de tiempo que demore en saldar la deuda, sin el crédito le hubiese sido más difícil construir, acentuó.

En el caso de las solicitudes para financiar la compra de equipos de cocción, Zuazuaga Cabrera explicó que la suma asciende hasta el cierre de junio a 784 mil pesos por cuestión de 258 créditos.

Iralis B. Montalván, camagüeyana beneficiada con ese tipo de otorgamiento, manifestó a la ACN que esa modalidad es realmente beneficiosa, principalmente para las personas con salarios como el suyo el cual ronda los 400 pesos mensuales, porque las cuotas a descontar son módicas y en el hogar esos equipos son realmente necesarios para cocinar.

Previo al otorgamiento de ese préstamo se realiza un riguroso análisis de riesgo para demostrar la posibilidad económica real de cada deudor, así como las garantías que este tiene para responder ante la cantidad solicitada y sus intereses, precisó al respecto la especialista bancaria.

Desde la puesta en marcha de la nueva política bancaria, el 20 de diciembre de 2011, se demandó en cada institución del BANDEC en la provincia un mayor esfuerzo de su personal, tanto en acciones de capacitación como para la preparación de todos los trabajadores, añadió.

La ejecución de ese procedimiento también faculta para conceder créditos en pesos cubanos a las personas naturales autorizadas a ejercer el trabajo por cuenta propia y otras formas de gestión no estatal para financiar sus actividades, según información del sitio en internet del Banco Central de Cuba.

Esa WEB refleja que también se incluye el otorgamiento a los pequeños agricultores privados que confirmen legalmente la tenencia de tierra para financiar la producción agropecuaria y el fomento, renovación o rehabilitación de plantaciones.

Aunque cada solicitante se beneficia de acuerdo a su préstamo, en el caso de los trabajadores por cuenta propia, la citada nueva politica bancaria ha permitido el incremento paulatino de esa modalidad, que en el caso de Camagüey ronda las 30 mil personas, uno de los territorios del país con mayor cifra en ese modelo de gestión.

El positivo impacto de la aplicación de esa nueva forma de crédito en la economía y los servicios a la población, responde directamente el cumplimiento de los Lineamientos de la Política Económica y Social de la Revolución aprobados en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba.