CAMAGÜEY-. Paz, guerra e imperialismo fue el tema central de la comisión que sesionó hoy en la sede de la Asociación Hermanos Saíz, como parte de las actividades del Festival Provincial de la Juventud y los Estudiantes, preámbulo del evento mundial que se celebrará en Sochi el próximo octubre.

La educación en valores y ciudadana por una cultura de paz, la resistencia del pueblo cubano ante las agresiones imperialistas, la guerra no convencional y las denuncias contra el bloqueo estuvieron entre los puntos más debatidos por ese grupo de jóvenes, reflejo de una juventud comprometida con su patria.

Y es que según la estudiante universitaria Doraine Linares Jiménez: “El compromiso de la juventud no está en el discurso. Yo vi compromiso cuando bailamos hoy en la Plaza de los Trabajadores, cuando gritamos que somos la juventud a ritmo de festival, cuando los estudiantes dejan las aulas un mes y van a trabajar al campo. Que la juventud está perdida es una mentira. Eso dijeron de mi mamá y de mi abuela, y miren, aquí estamos todos defendiendo los mismos ideales”.

Yaniel Basulto Carmenate reconoció la necesidad y el valor de conocer la historia del país para resistir al imperialismo y su guerra no convencional, “porque el gobierno de Estados Unidos ha mantenido siempre la actitud de devastar la Revolución Cubana y corremos el riesgo de revivir el pasado. Ahora nos toca a nosotros desde nuestra posición, hablo de mí como profesor de Historia, formar a los jóvenes sobre esos hechos que ya vivimos y prepararlos para enfrentar el presente y el futuro con dignidad”.

El uso de las tecnologías para exponer la verdad de Cuba y nutrirse de información y conocimientos, y no solo para el entretenimiento o por el consumo de sus banalidades, fue otro de los asuntos en el cual el colectivo consideró debe guiarse fundamentalmente a adolescentes y jóvenes, por la cantidad de contenido subversivo que allí circula para desacreditar a la Isla.

En el cierre, Yusuam Palacios Ortega, presidente nacional del Movimiento Juvenil Martiano, explicó que el imperialismo no es algo abstracto, es un fenómeno que tiene que ver con cómo se usurpan las riquezas de los pobres, que crecen más cada día, y sugirió que ese debe ser uno de los temas que se lleven a la cita mundial.“Es cierto que tenemos problemas como la burocracia, la indisciplina, pero nuestro principal problema es el imperialismo. Por eso tenemos que seguir preparándonos para enfrentarlo y tenemos que crear un sistema de paz y estar unidos. Tenemos que buscar las soluciones para ese problema, pero siempre desde la Revolución”, afirmó.