CAMAGÜEY.- Los trabajadores de la Oficina Nacional de Administración Tributaria ratificaron hoy que acompañarán a la Revolución en el estratégico encargo social de recaudar, controlar, fiscalizar y cobrar tributos, fuente de la que se nutre el Estado para asumir los gastos sociales de la población cubana.

Tal decisión se puso de manifiesto en la apertura del foro científico tributario, con sede en el Centro de Convenciones Santa Cecilia, que acoge una nutrida representación de los 365 trabajadores del sector que celebran hoy su día.

La fecha se instaura con motivo de firmarse el 14 de julio de 1958 la Orden Militar #39 del Ejército Rebelde , suscrita por el entonces Comandante Raúl Castro Ruz, jefe del Segundo Frente Oriental “Frank País” que estableció la obligación de pagar impuestos sobre la producción agrícola, forestal, ganadera y minera en una cuantía del 10% sobre el total producido.

En Camagüey, hasta el cierre de junio, se han recaudado en lo que va de año más de 1 105 millones de pesos por tributos, provenientes de 72 908 personas naturales y y 1 326 jurídicas.

La provincia, después de La Habana y Santiago de Cuba, es la que mayor volumen de recaudación reporta por la cantidad de empresas con que cuenta, y es válido decir que, según los últimos datos, el 8,3% del total que se recibe proviene del sector no estatal.

Leticia Palenzuela, directora de la ONAT aquí, en la conferencia inicial destacó que el 84% de los trabajadores tributarios son universitarios y un 64% féminas, y añadió el reconocimiento nacional de que goza Camagüey el proceso de fiscalización, sin dejar de mencionar el aporte de los funcionarios informáticos y económicos que posibilitan la recaudación mencionada.

La sesión de debates de las ponencias comenzó con una interesante investigación realizada por un profesor y dos estudiantes de quinto año de la carrera de contabilidad y finanzas, asociada a este frente de los tributos, especialidad que consta de 76 asignaturas en 24 disciplinas.