CAMAGÜEY.- (ACN) Con un estado de la red vial que acumula años de deterioro, en esta ciudad se invierten unos cinco millones de pesos en la reparación y mantenimiento de alrededor de 30 calles, con prioridad para los fundamentales corredores urbanos, donde hay una mayor concentración vehicular.

Una de las acciones más importantes que se acometerán este año es la intervención de la calle Simoni, una arteria que constituye un corredor urbano subutilizado y que descongestionaría el tráfico de la Carretera Central y otras vías.

Alrededor de 700 metros se recuperarán con acciones desde el movimiento de tierra hasta el completamiento de las aceras en el tramo más complejo, entre las calles Padre Valencia y General Gómez que favorecerá el tránsito principalmente de los coches tirados por caballos, que no pueden transitar en el centro histórico.

Simoni es uno de los enlaces entre la terminal de ferrocarriles, el citado centro histórico de la urbe y el área de algunos de los hospitales más grandes de la provincia, y su recuperación permitirá devolver el uso que hace algunos años tuvo ese corredor.

Otras 35 calles vitales se beneficiarán en los próximos 10 días con un programa de eliminación de baches, acometido por tres brigadas de dos empresas constructoras, como parte de las obras en saludo al próximo 26 de julio, Día de la Rebeldía Nacional.

No obstante, las cifras previstas para mantenimiento y reparación se encuentran muy por debajo de la necesidad real de la urbe, y por extensión del municipio de Camagüey, donde la situación de las calles es uno de los puntos que mayores planteamientos acumula en los procesos de rendición de cuenta del Poder Popular en las comunidades.

Según explicó José Antonio Martínez Carballo, subdirector de Inversiones de la Dirección Municipal de Comunales, a partir de esas demandas se realizan los proyectos, que se incluyen un año después en el presupuesto para las reparaciones.

El alcance de las intervenciones se encuentra limitado por varios factores económicos, desde el alto costo de la ingeniería vial hasta la escasez de medios técnicos con los que cuenta la Empresa Provincial Integral de Mantenimiento, la ejecutora de esas obras, acotó el funcionario.

Como alternativa se contratan brigadas y medios de otras empresas constructoras, pero solo para los abordajes de mayor envergadura, en tanto van quedando pendientes otros que igualmente generan incomodidad en la población.