CAMAGÜEY.-El proceso comienza en la tierra y tiene continuidad en la casi ya treinteañera biofábrica de Puerto Príncipe, donde un grupo de hombres y mujeres consagrados a su trabajo parecen hacer magia y bisturís en mano multiplican y multiplican hasta lograr un encadenamiento productivo que les permite sacar, por ejemplo, 14 000 vitroplantas de plátanos cada 21 días.

La idea fue de Fidel –recuerdan sus fundadores– la lanzó el 26 de julio de 1989, y un año y medio después, en diciembre de 1990, la Biofábrica quedaba lista. Su misión fue clara desde el primer momento y a sus 28 años siguen produciendo vitroplantas de especies y variedades valiosas para el fomento de las áreas productivas de cultivos varios, posturas de frutales, hortalizas y plantas ornamentales.

El proceso comienza con la esterilización de los potes que van al proceso productivo. Fotos: Leandro Pérez Pérez/AdelanteEl proceso comienza con la esterilización de los potes que van al proceso productivo. Fotos: Leandro Pérez Pérez/Adelante

 La esterilización garantiza que no se introduzcan plagas en el proceso que después puedan echar a perder grandes producciones. La esterilización garantiza que no se introduzcan plagas en el proceso que después puedan echar a perder grandes producciones.

 El medio de cultivo medios de cultivo artificial tiene todo cuanto necesita la planta para desarrollarse: una base de sales inorgánicas y carbohidratos más la adición de hormonas vegetales, que permiten dirigir el desarrollo de las yemas de acuerdo a la fase en que se encuentre, sea establecimiento, multiplicación o enraizamiento. El medio de cultivo medios de cultivo artificial tiene todo cuanto necesita la planta para desarrollarse: una base de sales inorgánicas y carbohidratos más la adición de hormonas vegetales, que permiten dirigir el desarrollo de las yemas de acuerdo a la fase en que se encuentre, sea establecimiento, multiplicación o enraizamiento.

 Un grupo de hombres y mujeres consagrados a su trabajo parecen hacer magia y bisturís en mano multiplican y multiplican hasta lograr un encadenamiento productivo que les permite sacar, por ejemplo, 14 000 vitroplantas de plátanos cada 21 días. Un grupo de hombres y mujeres consagrados a su trabajo parecen hacer magia y bisturís en mano multiplican y multiplican hasta lograr un encadenamiento productivo que les permite sacar, por ejemplo, 14 000 vitroplantas de plátanos cada 21 días.

 Las ventajas de las vitroplantas son múltiples, pues dan la posibilidad de multiplicar especies que naturalmente tienen muy poca capacidad para hacerlo: de una planta madre de plátano solo se pueden obtener hasta cuatro propágulos en un año, sin embargo por la micropropagación es posible obtener entre 3 000 y 5 000 posturas a partir de una planta madre. Las ventajas de las vitroplantas son múltiples, pues dan la posibilidad de multiplicar especies que naturalmente tienen muy poca capacidad para hacerlo: de una planta madre de plátano solo se pueden obtener hasta cuatro propágulos en un año, sin embargo por la micropropagación es posible obtener entre 3 000 y 5 000 posturas a partir de una planta madre.

Con un plan de 630 000 vitroplantas, esos magos de la tierra tienen el compromiso de superar en 30 000 las producidas el año anterior.Con un plan de 630 000 vitroplantas, esos magos de la tierra tienen el compromiso de superar en 30 000 las producidas el año anterior.

 La multiplicación ocurre mediante el fenómeno de la organogénesis, según la MsC Yakeline Lourdes Carmenates Basulto, directora de la Biofábrica, “este proceso consiste en la generación inducida de yemas axilares, seguida de su individualización para que comiencen un nuevo ciclo de vida”. La multiplicación ocurre mediante el fenómeno de la organogénesis, según la MsC Yakeline Lourdes Carmenates Basulto, directora de la Biofábrica, “este proceso consiste en la generación inducida de yemas axilares, seguida de su individualización para que comiencen un nuevo ciclo de vida”.

 El incremento productivo requirió adquirir equipos nuevos y heredar de otros centros científicos de la provincia, pues los de ellos tienen alrededor de 30 años de explotación. El incremento productivo requirió adquirir equipos nuevos y heredar de otros centros científicos de la provincia, pues los de ellos tienen alrededor de 30 años de explotación.

Todos son esenciales: los que preparan el medio de cultivo, los que se encargan de la selección, tratamiento e introducción de las cepas, los del área aséptica que se pasan horas y horas multiplicándolas, hasta quienes tienen la misión de la adaptación de las vitroplantas al ambiente natural (ex vitro). Si falla alguien pudiera perderse todo un año de trabajo.Todos son esenciales: los que preparan el medio de cultivo, los que se encargan de la selección, tratamiento e introducción de las cepas, los del área aséptica que se pasan horas y horas multiplicándolas, hasta quienes tienen la misión de la adaptación de las vitroplantas al ambiente natural (ex vitro). Si falla alguien pudiera perderse todo un año de trabajo.

Este 2018 se han vendido 175 698 vitroplantas, de ellas 32 673 de malanga y el resto de plátanos. Además 8 450 posturas de frutabomba y 40 580 de hortalizas, principalmente de tomates. Estas fueron directamente a las bases productivas, todas acaladas por la norma de calidad ISO 9001-2015 que garantiza una certificación en la trazabilidad del producto.Este 2018 se han vendido 175 698 vitroplantas, de ellas 32 673 de malanga y el resto de plátanos. Además 8 450 posturas de frutabomba y 40 580 de hortalizas, principalmente de tomates. Estas fueron directamente a las bases productivas, todas acaladas por la norma de calidad ISO 9001-2015 que garantiza una certificación en la trazabilidad del producto.

Encadenar los procesos y cerrar el ciclo verdaderamente traería productos mucho más resistentes, de mayor calidad y con mayores niveles de rendimientos. Diversificar las producciones de la biofábrica sería otra manera de aportarles posturas de calidad a los campos camagüeyanos que después se revertirán en una mejor cosecha.Encadenar los procesos y cerrar el ciclo verdaderamente traería productos mucho más resistentes, de mayor calidad y con mayores niveles de rendimientos. Diversificar las producciones de la biofábrica sería otra manera de aportarles posturas de calidad a los campos camagüeyanos que después se revertirán en una mejor cosecha.