Lecturas

Espacio para disfrutar de la lectura, aprender y entretenerse.



Dos damas se encuentran en la calle. Una viene vestida de negro riguroso y la otra, que no se quiere la lengua le comenta; “¡que flaca te ves mi amiga!”. La otra inocentona le responde; “Es que con el negro me veo así”. A lo que la víbora le dice; “¡Pues búscate un blanco porque ese negro te va a matar!”

Leer más...

A diferencia de otras localidades caribeñas con riquezas en metales preciosos y ,además, costeras, Puerto Príncipe, hoy Camagüey, fue una presa codiciada por bandidos de los mares, fueran piratas o corsarios.

Leer más...

La Habana.- (ACN) Tres años ya desde aquella tarde de marzo, cuando la noticia de la muerte del presidente Hugo Chávez removió los cerros de Caracas, sacudió llanos, dejó a todos con la sensación de que desaparecía un ser muy querido, un amigo, un hermano.

Leer más...

La plaza de toros de San Juan

Como el fútbol las corridas de toros constituyen aun en España una especie de deporte nacional, aunque en realidad más que deporte de alto riesgo es un  arte, o ambas cosas a la vez.

Leer más...

Cuando pensamos en todo lo que se nos ocurre para mitigar el típico calor del largo verano que vive cada año la ciudad de Nuevitas y toda Cuba, de inmediato se nos presenta la playa con su brisa y los más modernos ventiladores y climatizadores, pero aquí son singulares y verdaderas obras de arte utilizados con ese fin los abanicos y las pencas.


 Un templo, una necrópolis

Inmortalizada en los brazos del hoy y del mañana, la Plaza del Cristo comenzó a desarrollarse desde la segunda década del siglo XVIII. En pleno auge constructivo los colonizadores españoles ya habían comenzado en muchos lugares del tejido regional camagüeyano  la creación de plazas y plazuelas para ubicar las estructuras simbólicas del poder de aquella época: Iglesia y Cabildo.


Aquí Dolores Rondón finalizó su carrera,
Ven mortal y considera
las grandezas cuales son,
El orgullo y presunción,
La opulencia y el poder,
Todo llega a fenecer,
Pues solo se inmortaliza
El mal que se economiza
Y el bien que se puede hacer


A más de medio milenio de su fundación, la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, hoy Camagüey, se muestra enigmática ante los ojos de quienes la descubren y también ante los de aquellos que nacimos y cada día la recorremos.


Considerada por varios historiadores como el ambiente colonial mejor conservado del Centro Histórico de la Ciudad de Camagüey, la Plaza San Juan de Dios constituye un emblema configurador de la identidad local, y sus tradiciones lo demuestran. Más allá de buscar sus raíces, se busca enaltecer su valor patrimonial, lo que la convierte en sitio de obligado interés para los transeúntes de las calles estrechas y sinuosas de la Ciudad de los Tinajones.