Lecturas

Espacio para disfrutar de la lectura, aprender y entretenerse.



Camilo: un verso hecho hombre

Camilo Cienfuegos es un poeta. La afirmación no surgió por el descubrimiento de alguna publicación inédita del héroe, ni por una declaración hasta el momento desconocida. No. Llegó a mi mente con claridad. Sacudió un rato mis neuronas y, luego, tomé el impulso para escribir sobre la poesía que este hombre creó y legó a su pueblo, solo con su ejemplo.

Leer más...

Carlos de la Torre y Huerta fue una de las más importantes figuras de las ciencias naturales en Cuba. En la Universidad de la Habana alcanzó el título de Doctor en 1889 y fue fundador de la Sección de Arqueología de la Academia de Ciencias de la Habana. En 1915 Camagüey se prestigió con su visita.

Leer más...

Por alguna razón de identidad o tradición, son los cultivadores de la literatura, en especial periodistas del quehacer social cotidiano, aquellos que, contrario a otras profesiones, gustan utilizar seudónimos...

Leer más...

Una noticia que "corre" en nuestras calles

Mucho tiempo ha pasado desde aquellas primeras ediciones que extendían su recorrido hasta por más de 21 kilómetros, enlazando la comunidad de Altagracia con la Plaza de los Trabajadores.

Leer más...

Florecer de enero

El nombre de la hermosa planta ornamental no era conocido hasta hace unas horas. Este ejemplar exótico llegó a Camagüey el 25 de enero del 2015 en una bolsa de polietileno, mas después de la adaptación al medio fue trasplantado en un espacioso jardín del reparto América Latina.


Cinco letras, esculpidas en bronce, merecen el respeto eterno al hijo grande de la Patria, que como Martí obró por el bien de la humanidad.


A pesar del riesgo de frisar los absolutismos, Santa Ifigenia fue el mejor regalo de aniversario, y este, el pretexto más justificable que nos inventamos para verle, besarle, jurarle… a él.


La bahía de Nuevitas, una de las mayores del país, tiene  el conjunto de cayos Los Ballenatos y posee un sinuoso canal de entrada, geografía poco común para el resto de las radas cubanas.


Cada año, cuando diciembre termina, los cubanos  andan apurados, la prontitud se aprecia en pueblos y ciudades donde parece que a sus habitantes no les alcanza el tiempo.