No solo da deleite al paladar y tiene un ganado lugar entre las bebidas más populares en el orbe, también favorece la piel y el cabello.  

Sí, se trata de la cerveza, milenaria y a la vez tan contemporánea a la hora de un festejo, para refrescarnos cuando hay excesivo calor o deseamos disfrutar de ese gustico sabroso, pero debes saber que tiene propiedades beneficiosas para la salud y es un producto que favorece la belleza. Algunas personas no conocen que, además, contribuye a nutrir el cabello.   

Tantos productos de belleza acaparan la atención, dada su publicidad y elogios a su eficacia, que algo tan sencillo, económico y al alcance de la mano como la cerveza resulta ignorada, tal vez por desconocimiento de sus propiedades, aunque las abuelas recurrían a ella cuando se ponían rulos y querían dar buena imagen a su cabellera.   

¿Quieres saber por qué es buena? Pues ahora, cuando transcurre el otoño, aunque en Cuba apenas hay cambio de estaciones, pero por estos días se siente una brisa fresca, ese cambio de temperatura afecta la piel y el cabello, los vuelve un poco resecos y el quid de la cuestión se resume en pocas líneas.   

La levadura de cerveza viene entonces a suplir carencias y favorecer procesos naturales del organismo, lo cual está dado por su contenido de proteínas y vitaminas del tipo B y el aporte en hidratos de carbono, sales minerales, aminoácidos y antioxidantes.   

El Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), una entidad de carácter científico, reveló que quien hace el hábito de mojar su cabello con un vaso de cerveza y permitir que la levadura alimente los folículos pilosos por unos 10 minutos, le estará proporcionando nutrientes que le aportarán vitalidad y brillo, así como volumen a la melena.Tras hacer ese tratamiento en la ducha, se retira con bastante agua.

Igualmente evita la caída del pelo, y si decides utilizarla con ese fin debes preparar una mascarilla de levadura de cerveza en polvo con aceite extra virgen hasta lograr una pasta cremosa, que se unta sobre el cabello húmedo por unos 10 minutos. 

Puede que hayas escuchado a los abuelos o a tus padres hablar acerca de la conveniencia de la levadura de cerveza cuando en la adolescencia ocurre un cambio en la piel del rostro de chicas y chicos, con punticos negros y esas espinillas que les restan una buena imagen. Algo tan sencillo y útil puede constituir un elemento que mejora la salud de esa piel tan irritada, pues elimina las toxinas acumuladas.   

Basta con mezclar levadura de cerveza en polvo con agua hervida y caliente hasta lograr una pasta, y una vez tibia la preparación se usa en las partes afectadas del rostro por unos 20 minutos, para luego retirarla con agua tibia y poner compresas de agua fría que cierran los poros.   

Pero no solo los jóvenes pueden beneficiarse, también los adultos pueden mejorar la imagen de la piel del rostro si la hidratan con una mascarilla hecha a partir de la yema de un huevo con una cucharada de levadura de cerveza en polvo y una de miel, que deberá dejarse unos 20 minutos  en la cara y luego retirarla con agua templada.