CAMAGÜEY.- A la salida de la ciudad y del otro lado del paso del río Hatibonico, por el camino Real de Cuba que lleva al oriente, se levantaron una serie de quintas de recreo construidas en especial por ricos criollos, en terrenos que poco a poco fueron parcelados para nuevas viviendas. Algo mas allá, en un altillo de esos potreros, se construyó una plaza y allí una termita dedicada a la virgen de la Caridad, donde se levantó una barriada de quintas de recreo delineándole además la plaza de La Caridad.

Para 1841 el coronel Carmelo Martínez, correcto Teniente Gobernador de la Villa y enamorado caballero de una hermosa camagüeyana vecina precisamente del lugar, decidió pasar la mayor parte de su tiempo cerca de ella e hizo mejorar el camino que se dirigía a la ermita de La Caridad, convirtiéndola en avenida y dotándola de alameda central, jardines, bancos de piedra y la siembra de gran cantidad de árboles de mangos traídos de las fincas vecinas, los que se desarrollaron con vigor y sombrearon la alameda, por lo que desde entonces comenzó a ser conocida como la avenida de Los Mangos, aunque su nombre oficial era el de La Caridad.

La historia de estos amores con la camagüeyana fue muy hermosa, pues el teniente gobernador intervino en más de un duelo defendiendo de otros pretendientes a su amor e incluso estuvo a punto de renunciar a su cargo con tal de no ser trasladado de Camagüey a otro territorio, como periódicamente se hacía entre los tenientes gobernadores militares de las comandancias departamentales.

Por último el propio Capitán General de la isla, con tal de no deshacerse de tan buen oficial, le solicitó que acabara de casarse con la criolla para poder enviarlo con su nueva familia a otro destino, o sería juzgado por insubordinación. Así que como un cuento de hadas, fueron felices y comieron perdices.

Luego, muchos años después, a la conclusión de la Guerra de Independencia, el Tercer Cuerpo del Ejercito Libertador entró a la ciudad de Camagüey por esa vía y desde entonces fue para siempre la avenida de La Libertad.

El joven coronel Carmelo Martínez y la criolla que le inspiró se alejaron con discreción, pues desde entonces nunca jamás hemos vuelto a saber de ellos; sin embargo, a pesar de que estuvo poco tiempo al mando de la plaza militar, el Ayuntamiento de Camagüey, en reconocimiento a sus obras que fueron varias en beneficio de la ciudad, denominó con su nombre una de las calles de esa barriada.

Pero sucedió una injusticia histórica nunca enmendada, porque el nombre de Coronel Carmelo se trastocó por el de Padre Carmelo, y así ha llegado a nosotros días, cosa admirable, porque este oficial español no debió ser precisamente un santo varón.

Fotos Antiguas de Camagüey

  • puente_caridad1950-60
  • puente_caridad_1930s
  • avenida_libertad_1935
  • Puente_Caridad_1930
  • Puente_caridad_1905
  • avenida-de-la-libertad-1920
  • Puente_caridad_1899
  • avenida_libertad_1910