Crónicas sueltas

Selección de lecturas publicadas por periodistas de Adelante.


Su nombre, sus fotos y sus hazañas andaban en un torrente de medios de difusión masiva, y avistarlo personalmente tenía el mérito de un privilegio.

Leer más...

Las máquinas del juego

 Desde marzo del 2016 los réferis no tienen sueños dulces cuando llega la noche. Desde ese "marzo maldito", los señores de la FIFA y los miles de medios de prensa que hacen del fútbol su negocio.

Leer más...

Playa Girón, crónica de una victoria anunciada

En 1960 coincidían en  su interés sobre  Playa Girón y Playa Larga, en la Bahía de Cochinos, los servicios especiales  estadounidenses y el nuevo Gobierno Revolucionario  y muy especialmente  su máximo líder  Fidel Castro.

Leer más...

Para un mes, guerreros de fiar

Abril nos vigoriza la marca de la porfía, la hidalguía de la herencia, la candidez para pugnar y ganar los juegos más azarosos. Abril es para esta nación un anagrama de osadía, más allá de la escasa coincidencia de letras.

Leer más...

Te recuerdo, Vilma (+Fotos)

La conocí solo a través de los medios de difusión masiva. Tal vez por la propia distancia que hay entre su generación y la mía, la conozca menos de lo que debería, pero aun así la admiro.


El Adelante más joven

Nerviosos, estrenados, alegres, bullangueros... llegan a la redacción y se prenden a teclear casi con la misma rapidez que chatean en Facebook.


Cuando veo a mi abuela coser percibo una gran metáfora dentro de un pequeño detalle de vida. Con suavidad, ella toma el hilo y lo introduce decidida por el ojo de la aguja...


Mujeres, flores de la vida

Ustedes nos roban besos, pedazos de alma, travesuras y locos detalles. Llenan nuestros corazones de recuerdos imborrables.Las miramos en calles y avenidas, pasillos y aulas, centros laborales, peñas literarias….


La fauna entre los personajes camagüeyanos

Por supuesto que una ciudad con tantos años tiene también una larga historia. En Camagüey no son solo calles y zaguanes, plazas, parques o callejones los que marcan esos períodos, ni siquiera solo personajes y personalidades nos acompañan en los fantasmas de las memorias, las páginas de los libros o en los desvanes umbrosos.