A finales de 1958 el dictador Fulgencio Batista solo se preocupaba por organizar su fuga en secreto,  para lo cual ordenó la preparación de tres aviones militares DC 4 y elaboró  la lista de los compinches que lo acompañarían,  mientras su jefe de prensa divulgaba partes en los que anunciaba que los rebeldes eran derrotados en todo el país, lo cual repitieron hasta el ridículo el propio primero de enero de 1959 los principales medios estadounidenses.

Leer más...

 La batalla que inmortalizó a Camilo

La pujanza del Ejército Rebelde a mediados de diciembre de 1958 presumía que la victoria sobre las tropas de la dictadura de Fulgencio Batista era inminente.

Leer más...

 La huella imborrable de Cándido en Camagüey

Camagüey.- Por que su vida transcurrió entre las aulas y la lucha por una Cuba libre, Camagüey lo acogió como uno de sus hijos, uno de los más valerosos, el revolucionario sin tacha como lo calificara el Che. Leer más...


La decisión de Fidel: libres o mártires

Camagüey.-En 1956 seremos libres o seremos mártires, expresó el Máximo Líder de la Revolución Cubana, decisión que fue objeto de burla de no pocos oficialista del régimen opresor de Fulgencio Batista, por lo que años más tarde Fidel Castro comentó:

Leer más...

El amanecer del  primero de diciembre de 1956 en la Ciudad Militar de Columbia, sede de la dirección del ejército cubano, sorprendió a oficiales superiores en una desacostumbrada jornada de vigilia que interrumpió la molicie del campamento, afanados por cumplir la orden dada a la aviación y la marina de ubicar y destruir a  un "yate de 65 pies de largo, pintado de blanco, sin nombre, de bandera mexicana y con cadena que cubre casi todo el barco”.


Quizás la historia de Cuba recoja en sus páginas pocas injusticias de tamaña magnitud como el fusilamiento de los ocho estudiantes de medicina, el 27 de noviembre de 1871, a manos del colonialismo español que subyugaba a la Isla, y tras un proceso judicial plagado de arbitrariedades y acusaciones absurdas.


 El mes de noviembre marca fechas importantes en el catálogo histórico de la Revolución Cubana iniciada por Carlos Manuel de Céspedes el 10 de octubre de 1868 en La Demajagua, entonces provincia de Oriente, hoy Granma.


A unos cuatro meses de la victoria definitiva de Cuba, llegado el mes de agosto de 1958, el Comandante en Jefe Fidel Castro anunciaba el éxito de la contraofensiva del Ejército Rebelde con la aniquilación de la llamada Operación FF que había desarrollado la dictadura de Fulgencio Batista para, según esgrimía la campaña, acabar de una vez y por todas con el liderazgo del Máximo Líder de la Revolución.


“No se necesita saber si un pueblo tiene armas para pelear, sino si tiene valor para hacerlo...”
Máximo Gómez

Camagüey.- Ni el propio Máximo Gómez Báez, por más que lo intentó, pudo conocer la fecha exacta de su nacimiento; las edades de sus contemporáneos y la tradición familiar les llevaron a determinar el año 1836; tampoco se sabe cómo ni por qué celebraba sus cumpleaños los 18 de noviembre.