CAMAGÜEY.-La fecha del 8 de febrero no pasa inadvertida para los nueviteros. Un día como este, del año 1958, bajo el mando de Faure Chomón Mediavilla, desembarcaba en la Playa Santa Rita una expedición del Directorio Revolucionario 13 de Marzo, con la finalidad de crear un frente guerrillero en el macizo montañoso del Escambray.

En una noche oscura, el barco San Rafael, tras una larga travesía, llegaba a Los Ballenatos, punto de contacto a las puertas de Nuevitas para tomar el Yalovén, embarcación en la cual, en definitiva, tocarían tierra.

En ese punto, Armando Garrido, condiscípulo de Chomón, primero en la Escuela Pías y después en el Instituto de Segunda Enseñanza, hoy preuniversitario Álvaro Morell Álvarez, quien cooperó en Estados Unidos en esta hazaña, abrazó al jefe del comando y presentó a los operadores de la nueva nave: Eddy y Eney Mederos.

Minutos duraría la travesía hasta Santa Rita en que la carga de armas es colocada dentro de un ranchón. Son ubicadas postas en el interior, en tanto otras recorren los alrededores de la playa al escucharse, a lo lejos, el ladrido de perros.

La historia recoge que mientras el grupo aguardaba en la playa, otros expedicionarios abordan el Yalovén,y, junto a Faure, atraviesa la bahía hasta la casa de Garrido que poseía en Nuevitas, dotada de un pequeño muelle.

En este punto se estableció el puesto de mando, mientras se hacían las revisiones para la partida  del convoy, al otro día, hacia Camagüey.

En esta ciudad, después de burlar a los órganos represivos, los expedicionarios permanecieron cinco días refugiados en seis seguras viviendas, hasta partir en idéntica formación hacia El Escambray para constituir el frente guerrillero.

Para no pocas personas pasa inadvertido el hecho de que los altos del teatro Casablanca, en la calle Ignacio Agramonte, en el mismísimo corazón del Centro Histórico, radicó el estado mayor del comando de la expedición.

Faure señaló una vez: “Nos permitió crear un bastión, que cuando llegaran Camilo y el Che encontraran una base guerrillera realmente revolucionaria, representada por el Directorio y el compañero Víctor Bordón, del 26 de Julio, para enfrentar las agresiones y amenazas  de la pandilla de fascinerosos que dirigía Carlos Prío y la CIA, no el campo minado de Menoyo”.

El 7 de febrero de 1998, Adelante publicó una reseña histórica, ocasión en que el Comandante del Ejército Rebelde dijo: “Hicimos la Revolución, tenemos la Revolución, continuamos la Revolución victoriosamente, hemos recorrido un largo camino de justicia, de hacer todo lo que aspiraron generaciones de revolucionarios, hoy dirigidas por nuestro Partido, por Fidel, con una verdadera dirección y un formidable líder”.

 Rememoran en Nuevitas aniversario 59 del desembarco del yate Yalovén