Camagüey.- Aunque en naciones y siglos diferentes Antonio Maceo y Grajales ( 1845-1896) y Ernesto Guevara de la Serna (1928-1967) nacieron un 14 de junio y coincidieron desde la Patria cubana en ser tan duchos guerreros por la independencia definitiva de este pueblo como grandes pensadores de la América Latina.

Los dos fueron jóvenes internacionalistas: El Titán de Bronce, prometió a su entrañable amigo puertorriqueño Rius Rivera, que cuando Cuba alcanzara su libertad él combatiría en Puerto Rico por la independencia de esa otra Isla vecina, promesa que solo la muerte en punta Brava pudo truncar.

Maceo y Che, no solo recorrieron los bélicos caminos de la invasión de Oriente a Occidente, los dos fueron antimperialistas.

El 10 de Octubre de 1968 en el centenario del alzamiento de La Demajagua, Fidel, dijo que “...Maceo asombra a nuestra generación por la clarividencia, por la profundidad con que fue capaz de analizar también el fenómeno imperialista.

“Es conocido que en alguna ocasión, cuando un joven se acercó a Maceo para hablarle de la posibilidad de que la estrella de Cuba figurara como una más en la constelación de Estados Unidos, respondió que aunque lo creía imposible, ese sería tal vez el único caso en que él estaría al lado de España. ...”

Citó Fidel en aquel memorable discurso, otras proféticas palabras de Maceo donde advierte del peligro imperial de los Estados Unidos, al expresar: “preferible es subir o caer sin ayuda que contraer deudas de gratitud con un vecino tan poderoso”

 El Che, por argentino, ganó ese seudónimo cuando en México se enroló en la travesía del Yate Granma con Fidel y demás expedicionarios, tras conocer en motocicleta cada palmo de miseria y de explotación de los pueblos latinoamericanos , y consumada la victoria de la Revolución Cubana, Che Comandante, Che ejemplo, partió como combatiente a cumplir con el internacionalismo en África primero y después en Bolivia, donde inutilizado su fusil resultó apresado y vilmente asesinado para convertirse en Guerrillero Heroico de relevantes hazañas.

“A los imperialistas ni un tantito así…” advirtió el Che, en los años más duro de la guerra fría, de la Revolución, de la invasión, la Crisis de Octubre y del bloqueo de los Estados Unidos.

La historia se renueva siempre con matices de todas las épocas, jóvenes fueron Maceo y Che, jóvenes son y serán los que conquisten la libertad de sus pueblos o la mantengan tanto en la guerra como en la paz.

Cuba, como afirmó el Comandante en Jefe Fidel: nunca será conquistada por la fuerza ni por la seducción, siempre y cuando la historia de próceres como Maceo y Che se mantenga joven.

{flike} {plusone} {ttweet}