CAMAGÜEY.- Un primero de febrero, enferma de diabetes, murió Gertrudis Gómez de Avellaneda, la inmensa poetisa que Camagüey no ha dejado ir. Con este línea del tiempo, que recuerda momentos que marcaron su existencia, Adelante la honra.