Fidel

Nada nos quita a Fidel. Ni la muerte. Porque él es símbolo de la infinitud, conexión de siglos, Cuba dentro y fuera del archipiélago, holografía sempiterna de las mejores calidades humanas. Camagüey sigue en el mapa de sus magnitudes.

 



La muchacha de la cara “sucia”

María Teresa Brancacho Martínez en profesora de Español-Literatura, y ya disfruta de su jubilación en su casa de Florida. Ella también conserva el recuerdo de un encuentro personal con el Máximo Líder de la Revolución Cubana.

Leer más...

Tan firme como el Turquino, Fidel

Sobreviviente a más de 600 intentos de asesinarlo, a Fidel Castro, el líder histórico de la Revolución Cubana, nadie se atrevió durante su vida a proponerle claudicar, pues si algo tenían bien claro sus enemigos era la firmeza de sus principios.

Leer más...

Lo toqué y le picheé

Pasadas las 3:00 p.m. del sábado 12 de mayo de 1973, el profesor Silvente y el reducido grupo de alumnos que no habían salido de pase, quizá porque vivían en provincias distantes del entonces instituto pecuario Mártires de Pino Tres —aún en construcción— decidieron irse a jugar pelota a un terreno improvisado.

Leer más...

Mi Vida con Fidel

Incontable es el número de páginas que se han escrito sobre Fidel a partir del 25 de noviembre. Jefes de Estado y de Gobierno, personalidades de todas las ramas del saber, líderes sociales y luchadores revolucionarios...

Leer más...

Fidel el 12 de abril de 1959 en Camagüey

La multitud colmó el parque Finlay y sus alrededores. Los hombres cubrían sus cabezas con los típicos sombreros de yarey, aunque no faltaron mujeres que asistieran a la concentración de clausura del Congreso Provincial Campesino al que concurrió Fidel.


Visiones de Fidel en los nuevos escenarios de lucha

El primer homenaje que recibió Fidel al morir fue una consigna de hoy, una invención de jóvenes que hizo suya todo el pueblo de Cuba: “yo soy Fidel”. Así se demostró que Fidel es del siglo XXI, y que cuando el pueblo entero se moviliza con conciencia revolucionaria es invencible. En esos días del duelo, Fidel libró su primera batalla póstuma y volvió a mostrarle a todos, como en 1953, el camino verdadero.


La primera impresión sobre Fidel es inolvidable

Ana María Sánchez Almanza fue inversionista a pie de obra de la fábrica de quesos de Sibanicú.


La biotecnología cubana y el sueño visionario  de Fidel

El mundo conoció  con esperanza, a inicios de la década de 1980, el uso clínico del interferón, una proteína producida  por el sistema inmunitario  contra agentes patógenos, como virus y células cancerígenas, obtenido en unos pocos  centros científicos de EE.UU. y Europa, aunque su importancia no pasó inadvertida en Cuba, donde contó con un formidable aliado y promotor: el líder cubano Fidel Castro.


Fidel, pitcher de Camagüey en juego contra Pinar del Río

Aquel domingo volvió a demostrar su pasión por el béisbol. Era el cinco de julio de 1964 en Varadero, y Fidel fue el lanzador del equipo de Camagüey, en un juego fraternal contra el de Pinar del Río.