Fidel

Nada nos quita a Fidel. Ni la muerte. Porque él es símbolo de la infinitud, conexión de siglos, Cuba dentro y fuera del archipiélago, holografía sempiterna de las mejores calidades humanas. Camagüey sigue en el mapa de sus magnitudes.

 



La Asamblea General de las Naciones Unidas dedicó hoy un minuto de silencio al líder revolucionario Fidel Castro, cuyas luchas a favor de la justicia, la paz y la igualdad fueron recordadas aquí.

Leer más...

¡ Fidel, Fidel, dinos que otra cosa tenemos que hacer…!

Los ricachones de antes de 1959 en Cuba, cuando no vacacionaban en el exterior miraban con cierto perfil estrecho a su país. Muchos practicaban aquello de que para ciudad, La Habana; piscina, Varadero; y lo demás, áreas verdes. Como la mayoría de los cubanos vivíamos en el campo, no fue hasta el triunfo de la Revolución que por primera vez  visité la capital, y el famoso balneario internacional.

Leer más...

Regresó el pionero mayor a su palacio en Camagüey

Fidel regresó al Palacio Provincial de Pioneros  Camilo Cienfuegos de esta ciudad, en esta ocasión  los niños recordaban, como solo saben hacer ellos, dos acontecimientos que por capricho de la historia coincidieron un mismo día.

Leer más...

Fidel versus Estados Unidos: más allá del mito

Uno de los mitos que históricamente los medios internacionales han difundido sobre la personalidad de Fidel, exacerbado luego del 17 de diciembre del 2014, es que el Líder Histórico de la Revolución nunca hubiera permitido un restablecimiento de las relaciones entre Cuba y sus vecinos del norte.

Leer más...

La Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC) ofrecerá al público en las próximas fechas una variedad de actividades, en sitios emblemáticos de la ciudad, dedicadas a nuestro líder histórico Fidel Castro Ruz y al aniversario 58 del Triunfo de la Revolución Cubana.


Hace 35 años: Fidel en el Pediátrico de Camagüey

Este 10 de diciembre, es una fecha de recuerdos para los trabajadores del hospital pediátrico Eduardo Agramonte Piña. Hace exactamente 35 años, el Comandante en Jefe Fidel Castro visitaba esa institución para comprobar, sobre el terreno, la marcha de las obras en ejecución de la sala de terapia intensiva que nacería para atender con excelencia a niños con extrema gravedad.


No encuentro palabras para describirlo muerto. Sí gallardo y sencillo como aquella noche del 9 de diciembre de 1981 cuando clausuró en el teatro Alkázar el Quinto Congreso del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Salud.


La muerte, ese amargo estadío de la vida que supone el fin de la existencia, nos arrancó, físicamente, el 25 de noviembre, a nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Todos los cubanos sentimos el dolor a flor de piel y lloramos, ya fuera en compañía o en el silencio nocturno, la soledad del abandono, o el derrumbe espiritual que encarnan aquellos que han visto la partida de un amigo entrañable, de un familiar, de un padre.


Le falta aún música a nuestras calles. Después de la tormenta no vino la calma. La tormenta es tormento de pueblo, que no atina todavía al jolgorio cotidiano. No se nos puede culpar a los cubanos por estos días a estar menos bullangueros.