Fidel

Nada nos quita a Fidel. Ni la muerte. Porque él es símbolo de la infinitud, conexión de siglos, Cuba dentro y fuera del archipiélago, holografía sempiterna de las mejores calidades humanas. Camagüey sigue en el mapa de sus magnitudes.

 



De ese ejército que creó Fidel

Pareciera que la vida se empeña en que el Dr. Leosvel Pérez Gutiérrez y yo seamos eternos amigos vía Internet. No lo conocía cuando le pedí la primera entrevista. Él estaba en Sierra Leona entre los 256 médicos cubanos que hacían hasta lo imposible por combatir el Ébola allí, en Liberia y en Guinea Conakry y lo lograron, porque erradicaron tan letal padecimiento.

Leer más...

FIDEL EN CAMAGÜEY
Leer más...

Con esa manía que tiene la historia de repetirse, aunque ahora en otra dimensión del tiempo y el espacio, partiste Fidel hacia la inmortalidad otro día 25, remedando aquel de noviembre de 1956, cuando zarpaste de Tuxpan en el yate Granma.

Leer más...

La Fiscalía General de la República en esta provincia emitió un mensaje sobre la muerte física de Fidel Castro, donde expresan su pesar y disposición a seguir adelante con sus ideas:

Leer más...

Al amanecer recibo una llamada telefónica. Mi hermano, también periodista, desde Ciego de Ávila me da la noticia. Salto de la cama y voy al televisor. Medio oscuro aun comienzo a llamar al Periódico.


Jefes de Estado y de Gobierno, personalidades políticas y celebridades en todo el mundo han enviado condolencias por el deceso del Líder Histórico de la Revolución Cubana Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.


Fidel, paradigma de profesionales de la Salud

Recibí un mensaje de la Dra. Magda A. Cortina Licea, con 47 años en ejercicio de su profesión, esa que integra el ejército cubano de batas blancas, el más puro, desinteresado, y despojado de arma cualquiera.


El Dr. Ernesto Eusebio López Cruz es camagüeyano, pero está muy lejos de su tierra un día como hoy de tanta tristeza, pero con la convicción de que hombres como Fidel Castro Ruz nunca mueren. Esa es una verdad solo superada por su propia obra en Cuba y en buena parte del mundo.


¿Qué decir ante la inesperada noticia de tu muerte, burlada tras tantos atentados enemigos? Nos preparaste para este lacerante instante y, sin embargo, tu visión de futuro nos sorprendió en presente casi igual que cuando el teniente Sarría evitó en las estribaciones de la Sierra Maestra que te ultimaran por primera vez.