Fidel

Nada nos quita a Fidel. Ni la muerte. Porque él es símbolo de la infinitud, conexión de siglos, Cuba dentro y fuera del archipiélago, holografía sempiterna de las mejores calidades humanas. Camagüey sigue en el mapa de sus magnitudes.

 



Fidel en la ONU: horas que hicieron historia

El primer discurso en la ONU del líder de la Revolución cubana Fidel Castro (1926-2016) duró casi cinco horas y todavía aparece entre los más largos pronunciados en la organización multilateral, y uno de los más duros contra la filosofía de la guerra.

Leer más...

 En recuerdos vietnamitas también vive Fidel. Desde allá nos cuentan de su arrojo, de su humanismo, de su integridad.

Leer más...

 Fidel  llegó  a  la  tribuna  presidencial instalada en los predios del instituto  politécnico  de  la  salud Doctor Octavio de la Concepción de la Pedraja, de Camagüey, aquel 4 de septiembre  de  1978,  sobre  las  seis  de  la  tarde,  para  dejar  inaugurada  esta obra y con ella el curso escolar en  el  país. 

Leer más...

Fidel, eterno en Camagüey

Una representación de combatientes de las luchas revolucionarias se reunió en la Plaza de la Revolución Mayor General Ignacio Agramonte Loynaz, como parte de los homenajes que se realizan por el aniversario 92 del natalicio del Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, en esta ciudad.

Leer más...

García Márquez vio a Fidel por primera vez en Camagüey

Quizá verlo personalmente le pareció espejismo. Su nombre, sus fotos y sus hazañas andaban en un torrente de medios de prensa, y avistarlo personalmente tenía el mérito de un privilegio.


La carga histórica de Birán

Fértil y floreciente, Birán vuelve hoy como cada 13 de agosto desde 1926 a destellar toda su lozanía y ratificar una vez más que allí la tierra es próspera y fecunda, como la obra humana de su eterno Fidel, el líder histórico de la Revolución Cubana.


Inmortal

“…no fue por posar para la Historia que puso el pecho a las balas cuando vino la invasión, que enfrentó a los huracanes de igual a igual, de huracán a huracán…”. Eduardo Galeano


Hilda y los queseros siguen comprometidos con Fidel

Hilda Galindo Polo no se arrepiente de haber estado a pie de obra aquel 25 de julio de 1989, cuando Fidel llegó a la fábrica de quesos de Sibanicú, entonces en construcción.


Aquel día de 1959, con el regalo de la Pipa de la Paz y el penacho de águila americana, Fidel Castro también ganó el nombre de Gran Jefe Guerrero, como se traduce Spiheechie Meeico de la lengua de los miccosukee.