Los jóvenes más productivos de Cuba

VIDEO

A mi generación, la precedió  la Brigada Mecanizada Ernesto Che Guevara, creada en 1967 para limpiar de maleza, marabú, cientos de caballerías de tierras fértiles para el desarrollo de los planes agrícolas.

De muchas partes del país- hasta de la capital- llegaban movilizados para la zafra u otras tareas del campo, encabezados por combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

En mayo de 1968 la Operación Mambí, marcó un hito en las faenas cañeras, en especial, la siembra de caña para la Zafra del Setenta, embrión de la Columna Juvenil del Centenario (CJC).

Soldados, clases y oficiales de la DAAFAR, arribaron a Vertientes, hoy, segundo municipio en extensión del archipiélago cubano para, en esa región del medio sur provincial plantar y atender los cultivos de la dulce gramínea.

Ese año- 1968- llovió mucho, la primavera fue abundante. Recuerdo que en  el campamento Valle Grande, uno por los tantos por donde pasaron los combatientes, llegar hasta cercano molino del agua por  el tramo más corto era una odisea por el movedizo fango. Allí conocí  a los primeros dirigentes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), entre otros, Jaime Crombet Hernández-Baquero, primer secretario de la Juventud, cuando organizaban la naciente Columna Juvenil del Centenario, nutrida inicialmente por desmovilizados de las FAR.

Muchos campamentos: Guasimal, Guayabito, Los Milicianos, La Diana, Manantiales… fueron escenarios de las grandes proezas juveniles de aquel año 1968, hito de la consecución protagónica de los jóvenes de ayer y hoy, sintetizada en solo tres letras CJC hoy Ejército Juvenil del Trabajo (EJT).

La CJC compuesta por adolescentes y jóvenes de toda la nación, conquistó con hazañas laborales la condición de fuerza más productiva en las zafras azucareras, la construcción de escuelas en el campo, de comunidades rurales y urbanas.  De sus filas salieron 73 de los 86 Héroes Nacionales del Trabajo condecorados en Cuba al término de la histórica zafra del 70.

También en Camagüey, otro agosto (el día 3 del año 1973), el entonces ministro de las FAR, Raúl Castro Ruz, hoy presidente de Cuba, intercambió simbólicamente la gorra verde olivo del sargento Alfredo Luis fuentes de las Divisiones de Infantería Permanente (DIP)  con el sombrero de yarey columnista de Walter Pupo, cuya fusión contribuyó a la creación del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT), que este día cumple su aniversario 42.

Los soldados y oficiales del EJT hoy, rinden honor a sus antecesores columnistas, con resultados reconocidos en la reparación de vías ferroviarias,  las tareas de higienización de la campaña contra el mosquito Aedes aegypti, en las brigadas de salvamentos y recuperación de las acciones frente a los eventos climatológicos… sin descuidar la defensa de la Patria.

 {flike} {plusone} {ttweet}