Foto: Otilio Rivero Delgado/AdelanteFoto: Otilio Rivero Delgado/Adelante

CAMAGÜEY.- Rescate... o La Pata, como también se le conoce, tiene la entrada en la carretera a Santa Cruz del Sur, y es un pueblo de gente humilde y de grandes utopías, como las del maestro Rosendo Delgado Murga y las del periodista Jorge Luis Betancourt Herrera, quienes despiertan el interés por la naturaleza y la historia regional.

Pero en esta comunidad no encuentra mucho espacio el silencio, por la Casa de Cultura Rescate de Sanguily que incentiva en los pobladores el gusto por las manualidades y por la música, fundamentalmente, porque son los dos “fuertes” de esa institución comunal, que se ha devuelto a la vida tras el azote de un tornado.

Tres proyectos destacan en esa Casa: Venga la esperanza, de varias manifestaciones artísticas que recorre las localidades; el grupo de música tradicional Voces Taínas; y el taller literario Los amigos de la minifauna, liderado por Rosendo Delgado.

Cuenta Marlene Guillén Sánchez, directora de la institución, que dispone de tres promotores culturales, de un instructor de teatro y de un asesor literario; y que la atención a las otras manifestaciones lo consigue con la colaboración de los instructores de las escuela primaria Abel Santamaría, de la secundaria básica en el campo Solidaridad con los pueblos, y del círculo infantil Juguete.

En medio de la “algarabía” de fin de curso, enfatiza Marlene, ya preparan el programa de verano, para satisfacer a los diferentes grupos etarios no solo de La Pata, sino de otros parajes rurales como Vista del Príncipe, Victorino, San Cayetano, Nicaragua, Contramaestre, Quan Tri y Las Cruces, donde también importa la cultura.