CAMAGÜEY. - Raúl Paz cumplió con creces su propósito: llevar a la gente, principalmente a los jóvenes, a los teatros. Él lo logró pese a la lluvia que lo persigue cada vez que viene a esta ciudad. Los universitarios, y quienes no lo son también, repletaron el céntrico Teatro Avellaneda, de Camagüey.

Este concierto se enmarca en las actividades por el aniversario de la FEU y constituye una parte del Proyecto Pa´ conectar los sentimientos,  que arrancó en Guantánamo y recorre todo el país para alertar y debatir sobre fenómenos que afectan la sociedad cubana actual.

Desde Revolución hasta Carnaval se fue el repertorio, y  los muchachos  cantan,  bailan  y  ríen  con el buen sentido del humor de este cantautor. “Camagüey tiene plazas que parecen teatros, eso deben de aprovecharlo más”, dijo en serio Raúl Paz.

El músico cubano dialogó con su público, recibió agasajos y reconocimientos, estos últimos en nombre del Partido Comunista de Cuba y el Gobierno en la provincia, y de la Dirección Provincial  de Cultura. Junto a él estuvo Ernesto Limia, historiador y compilador del libro Cuba ¿Fin de la Historia?

El dueño de la escena invitó a Harold Díaz y Punto de  Giro, quienes unidos  a otros intérpretes  locales jóvenes, también subieron a la escena y le mostraron al visitante el talento de esta tierra.

En broma, este pinareño dijo casi al final que se mudaba para la ciudad de los tinajones, una frase que engloba mucho  y demuestra que le gustó el carnaval que junto a él se formó en el “Avellaneda”.

Guardar