CAMAGÜEY .- Los desafíos periodísticos en la actualidad, el compromiso de mantener el legado de Fidel y la necesidad de acercar más los productos mediáticos al público, estuvieron entre las líneas de debate de los radialistas camagüeyanos en el marco de la  Asamblea de Balance Anual del sector.

Los trabajadores de Radio Cadena Agramonte y las nueve emisoras municipales, centraron sus intervenciones además, en el reto creciente que suponen los medios alternativos de comunicación y la importancia de intencionar las informaciones con el fin de ganar en cantidad de oyentes.

Alfonso Noya Martínez, presidente del Instituto Cubano de Radio y Televisión, aprovechó el espacio para destacar los resultados del sistema de la radio en la provincia y a su vez, estimular el trabajo en conjunto de las distintas generaciones. “Se trata sobre todo de trabajar en equipo, de aprovechar la experiencia de unos y la juventud de otros, cuando esto se logre, aumentará no solo el número de seguidores sino la calidad de los espacios”.

Como parte de la actividad se entregaron reconocimientos a los mejores programas y colectivos del 2016 y se dieron a conocer los premios del Festival Nacional de Radio.

En este sentido, la escritora y actriz agramontina Lourdes Margarita Barreiro, mereció la distinción “La Radio, sentido de una vida”, por su relevante trayectoria profesional y su alto compromiso ético por más de cuatro décadas.

Conocidos los resultados y avances del año anterior, los esfuerzos comienzan a centrarse en el 2017. Incrementar las investigaciones sociales para conocer los públicos y propiciar la necesaria retroalimentación con el pueblo, preservar el patrimonio radial, aprovechar con inteligencia el lenguaje hipermedia y buscar vías creativas para atraer a las nuevas generaciones; se convierten ya en las proyecciones de la Radio en Camagüey.

Otros que también evaluaron su desempeño laboral durante los últimos 12 meses fueron los periodistas, asesores, editores, realizadores y directivos de la televisión en el territorio.

Las intervenciones en esta asamblea de balance coincidieron en resaltar la importancia de un adecuado vínculo con las audiencias y de implementar los resultados científicos de de las investigaciones al trabajo diario de los telecentros.

En el informe administrativo del sector, se insistió en la necesidad de la autosuperación profesional, el constante estudio de la historia local, el adecuado uso de las nuevas tecnologías y la recuperación de las corresponsalías municipales y las emisiones los fines de semana.

Con las líneas trazadas y los compromisos acordados, solo resta trabajar duro para que la prensa camagüeyana se parezca cada día más a su pueblo.