CAMAGÜEY.- Como es tradicional cada 24 de junio, esta ciudad vivió un ajetreo fuera de lo común, en muchas cuadras hubo una olla de ajiaco y los vecinos salieron a festejar el inicio del San Juan camagüeyano. Algunos hicieron caldosas y otros conservaron la tradición y se empeñaron en hacer el clásico ajiaco de antaño.

Adelante Digital se trasladó hasta el Comité de Defensa de la Revolución (CDR) número 6 de la Zona 245 en reparto Previsora, allí los vecinos compartieron desde las últimas horas de la tarde hasta que estuvo terminado el gustado caldo, y después se repartió entre todos los de la cuadra.

Sinecio Vargas Valdivia no sabía bien si lo que estaba haciendo era una caldosa o un ajiaco, pero de todas formas sus vecinos lo buscaron como es costumbre para que la elaborara, “es una tradición que no queremos perder, pues se pasa un buen rato en familia, compartiendo entre los vecinos, cada cual saca lo que tiene en la casa, más lo que se vende para este día y hacemos una bonita actividad”, explicó.

“Nosotros mismos buscamos los recursos para acondicionar este lugar, David gestionó la motoniveladora y con la colaboración de todos hoy estamos aquí celebrando este San Juan”.

Esta historia se repite en muchas cuadras camagüeyanas, una tradición que los camagüeyanos se resisten a perder, pese a las dificultades, niños, jóvenes, ancianos, en fin todo el mundo sale de sus casas a festejar en el barrio con la familia extendida. Sea ajiaco o caldosa los camagüeyanos están en la calle.