Camagüey.- Como una academia con alta jerarquía popular prosigue el segundo Sonido Camagüeyano, esta tarde en el Centro Cultural Caribe, con el intercambio de estudiantes e importantes directores de orquestas bailables de Cuba.

Cerca de las 5:00 p.m. comenzó la música con el grupo Son Entero, que preparó la pista para recibir a la agrupación ocasional de alumnos del Conservatorio de Música José White, autodenominada Timba White.

Enseguida subieron al escenario Manolito Simonet, César “Pupy” Pedroso, Elito Revé y Aisar Hernández, quienes se entremezclaron con humildad con los aprendices, de probado calibre y con futuro halagüeño para su carrera profesional.

“Si estamos hablando de un sonido camagüeyano el relevo es esta cantera que está aquí, son los niños de las escuelas de arte”, dijo a Adelante Aisar, director del Expresso de Cuba, quien tocó el bajo y compartió con las mismas energías que lo hizo el año pasado.

Aisar pudo tocar en su pueblo ayer porque Esmeralda fue subsede de Sonido Camagüeyano: “El concierto se terminó hoy a las 5:00 a.m. El pueblo lo merecía después de los embates del ciclón Irma”.

Según el programa del megaconcierto en la Plaza de la Revolución, de hoy a partir de las 10:00 p.m., a Aisar y el Expresso le corresponderá alrededor de la una de madrugada de este domingo 4, y “será un espectáculo bonito”.

“Estoy muy agradecido de que la orquesta viniera este año. Después de pasar por la Maravilla de Florida, tuve la posibilidad de dirigir en la Charanga Latina, en Yumurí y sus Hermanos, y en la Revé. De ahí viene esa experiencia de trabajar constantemente en vivo con la gente. Camagüey se merece que vengan orquestas importantes. Mi gente verá lo que es capaz de hacer el Expresso”, concluyó.

 

  • dsc_6484_0_0
  • dsc_6515_0_0
  • dsc_6539_1_0
  • dsc_6565_0_0
  • dsc_6528_0