Pasados los 30 y la línea también hay opción

Cuando se habla de moda generalmente se piensa en la juventud: “a ellos todo les queda bien”, dicen algunos añorando sus tiempos mozos. Pero los años pasan y el vestuario, sin dudas, contribuye a que se noten más o menos, al igual que las libras que las mujeres pasaditas de peso siempre queremos esconder.

Leer más...

Arte para recordar

El proyecto trinitario Fibrarte fue uno de los que durante la Semana de la Cultura Camagüeyana participó en la feria de artesanía , con atractivas propuestas de fibra tejida, lencería y confecciones...

Leer más...

Exitoso primer Sonido Camagüeyano

Por momentos, durante la madrugada, la Plaza se vio llena. Un espacio que se ha calculado puede reunir a más de 150 mil personas se colmó con Sonido Camagüeyano.

Leer más...

Del Casino Campestre a la Plaza de la Revolución se trasladó el Sonido Camagüeyano, un caprichoso aguacero quiso impedirlo, pero el público se mantuvo allí y cerca de la media noche . Las primeras palabras fueron a la memoria del sonero "Nené" Álvarez fallecido hoy en esta ciudad.

Leer más...

Áreas del Casino Campestre, en el corazón de esta ciudad, fueron el centro del evento Sonido Camagüeyano. Desde las 3 de la tarde la orquesta Lágrimas Negras, el Septeto Camagüeyano y la Pepe Band amenizaron ese sitio.


Aquí suenan los grandes

Después de descargar con estudiantes de música de las diferentes escuelas de arte de la provincia, grandes de la música popular bailable en Cuba dieron sus impresiones sobre el evento Sonido Camagüeyano.


Nota a nota de Sonido Camagüeyano

La Semana de la Cultura propone esta vez un susurro diferente, más rotundo. Con el empeño de Manolito Simonet, el evento Sonido Camagüeyano le “canta” a su gente, nos celebra los 503 años de conexiones, le toca acordes de reverencia a la música popular cubana.


Camagüey ya suena

Pasadas las once de la mañana Camagüey comenzó a sonar. El Casino Campestre fue la mejor “sala” para el alumbramiento de las primera notas, sobre todo porque las “pujaron” los más nuevos de los nuestros.


Unidos por la vida y el quehacer

Alberto Valladares Valdés se siente representante de la cultura cubana. Aunque la orfebrería no es una herencia familiar, quizá la habilidad que tienen sus manos para dar forma a los metales está en la información de su ADN, resultado de la combinación de una madre tejedora y un padre tabaquero.