CAMAGÜEY.- La obra “La isla mágica”, de Fermín Vega Boyce, ganó el primer premio en el concurso de historieta de la VI edición de las Jornadas ArteCómic, consideradas lo más completo en el país para esa práctica cultural.

El jurado destacó los códigos narrativos, la eficacia comunicativa y la coherencia en los diseños de página, a partir de un planteamiento icónico y de lenguaje de un argumento basado Espejo de Paciencia, la primera obra literaria reconocida en Cuba, atribuida a Silvestre de Balboa.

“Bang”, de Hugo Abeis Toranzo, mereció el segundo lugar por la osadía con códigos estéticos y morfológicos del arte contemporáneo; “Mi ciudad”, de William Farías González, obtuvo el tercero, por la originalidad en el acercamiento ficcional a un contexto histórico; y “Kike y Ne”, de Charlis Alonso García, recibió mención especial, por la síntesis visual y la gracia al tratar la prevención de accidentes en el hogar.

Los propuestas de los 13 artistas residentes La Habana, Villa Clara, Sancti Spíritus, Holguín y Camagüey, fueron evaluadas por Arturo Delgado Pruna, editor de Ediciones Luminaria; LysbethDaumont Robles, especialista-bibliotecaria del Museo Vitrina de Valonia Casa de la Historieta en Cuba y Alexander Izquierdo, artista de la plástica, ilustrador e historietista.

La historieta belga, a la que se dedicó la Jornada, propició más de un intercambio acerca del desarrollo del cómic de la cuna de los Pitufos, y su promoción aquí por la Vitrina de Valonia.

Del 6 al 9 de julio hubo integración de acciones y la entrega superó expectativas por la confluencia de criterios teóricos y prácticas visuales que marcan el pulso de actitudes sociales y dinámicas de la creación contemporánea, a pesar de que se mire la historieta con desdén o solo para contar a los niños.

La promoción y las hibridaciones de lenguajes guiaron los paneles con invitados como Arturo Delgado Pruna, editor de Ediciones Luminarias (Sancti Spíritus), al crítico de cine Juan Antonio García Borrero y a la doctora en ciencias sobre arte Teresa Bustillos, ambos de Camagüey.

También instructivos y necesarios resultaron los talleres de creación de historietas, de ilustración digital y diseño de arte, y de guion, este último impartido por Oneyda González, agradecido desde el primero momento.

Una de las participantes, la narradora e ilustradora Niurkis Pérez señaló que “siempre estamos viendo las artes como confrontación y no como complementación. Cualquier acto de contar, incluso los que nos hacen llorar, nos lleva a la alegría”.

Durante un mes permanecerán abiertas al público las muestras Viñetas, jazz, blues, de historietas belgas en la Galería República 289; Una vida en viñetas: la pasión de David Jaime, colección privada que un lugareño exhibe en el Museo Provincial Ignacio Agramonte; y el salón principal en la Galería Larios.